2 Tesalonicenses 2:8

Y entonces será revelado ese inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida;

Isaías 11:4

sino que juzgará al pobre con justicia, y fallará con equidad por los afligidos de la tierra; herirá la tierra con la vara de su boca, y con el soplo de sus labios matará al impío.

2 Tesalonicenses 2:3

Que nadie os engañe en ninguna manera, porque {no vendrá} sin que primero venga la apostasía y sea revelado el hombre de pecado, el hijo de perdición,

Apocalipsis 19:15

De su boca sale una espada afilada para herir con ella a las naciones, y las regirá con vara de hierro; y El pisa el lagar del vino del furor de la ira de Dios Todopoderoso.

Daniel 7:10-11

Un río de fuego corría, saliendo de delante de El. Miles de millares le servían, y miríadas de miríadas estaban en pie delante de El. El tribunal se sentó, y se abrieron los libros.

Apocalipsis 2:16

`Por tanto, arrepiéntete; si no, vendré a ti pronto y pelearé contra ellos con la espada de mi boca.

Job 4:9

Por el aliento de Dios perecen, y por la explosión de su ira son consumidos.

Salmos 18:15

Entonces apareció el lecho de las aguas, y los cimientos del mundo quedaron al descubierto a tu reprensión, oh SEÑOR, al soplo del aliento de tu nariz.

Daniel 7:26

``Pero el tribunal se sentará {para juzgar}, y su dominio le será quitado, aniquilado y destruido para siempre.

Oseas 6:5

Por tanto {los} he despedazado por medio de los profetas, los he matado con las palabras de mi boca; los juicios sobre ti son {como} la luz que sale.

Mateo 13:19

A todo el que oye la palabra del reino y no {la} entiende, el maligno viene y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es aquel en quien se sembró la semilla junto al camino.

Mateo 13:38

y el campo es el mundo; y la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del maligno;

2 Tesalonicenses 1:8-9

dando retribución a los que no conocen a Dios, y a los que no obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesús.

1 Timoteo 6:14

que guardes el mandamiento sin mancha ni reproche hasta la manifestación de nuestro Señor Jesucristo,

2 Timoteo 1:10

y que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Cristo Jesús, quien abolió la muerte y sacó a la luz la vida y la inmortalidad por medio del evangelio,

2 Timoteo 4:1

Te encargo solemnemente, en la presencia de Dios y de Cristo Jesús, que ha de juzgar a los vivos y a los muertos, por su manifestación y por su reino:

2 Timoteo 4:8

En el futuro me está reservada la corona de justicia que el Señor, el Juez justo, me entregará en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

Tito 2:13

aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación de la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Cristo Jesús,

Hebreos 10:27

sino cierta horrenda expectación de juicio, y la furia de UN FUEGO QUE HA DE CONSUMIR A LOS ADVERSARIOS.

1 Juan 2:13

Os escribo a vosotros, padres, porque conocéis al que ha sido desde el principio. Os escribo a vosotros, jóvenes, porque habéis vencido al maligno. Os he escrito a vosotros, niños, porque conocéis al Padre.

1 Juan 3:12

no como Caín {que} era del maligno, y mató a su hermano. ¿Y por qué causa lo mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas.

1 Juan 5:18

Sabemos que todo el que ha nacido de Dios, no peca; sino que aquel que nació de Dios lo guarda y el maligno no lo toca.

Apocalipsis 1:16

En su mano derecha tenía siete estrellas, y de su boca salía una aguda espada de dos filos; su rostro era como el sol {cuando} brilla con {toda} su fuerza.

Apocalipsis 18:8-10

Por eso, en un {solo} día, vendrán sus plagas: muerte, duelo y hambre, y será quemada con fuego; porque el Señor Dios que la juzga es poderoso.

Apocalipsis 19:20-21

Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que hacía señales en su presencia, con las cuales engañaba a los que habían recibido la marca de la bestia y a los que adoraban su imagen; los dos fueron arrojados vivos al lago de fuego que arde con azufre.

Apocalipsis 20:10

Y el diablo que los engañaba fue arrojado al lago de fuego y azufre, donde también están la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

Treasury of Scripture Knowledge did not add