Génesis 14:22

Y Abram dijo al rey de Sodoma: He jurado al SEÑOR, Dios Altísimo, creador del cielo y de la tierra,

Éxodo 6:8

``Y os traeré a la tierra que juré dar a Abraham, a Isaac y a Jacob, y os la daré {por} heredad. Yo soy el SEÑOR."

Daniel 12:7

Y oí al hombre vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, que levantando su mano derecha y su mano izquierda al cielo, juró por aquel que vive para siempre, que será por un tiempo, tiempos y la mitad de {un tiempo}; y cuando se termine la destrucción del poder del pueblo santo, se cumplirán todas estas {cosas}.

Apocalipsis 10:5-6

Entonces el ángel que yo había visto de pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó su mano derecha al cielo,

Deuteronomio 32:40

``Ciertamente, alzo a los cielos mi mano, y digo: Como que vivo yo para siempre,

Salmos 24:1

Salmo de David.Del SEÑOR es la tierra y todo lo que hay en ella; el mundo y los que en él habitan.

Génesis 14:19-20

Y lo bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador del cielo y de la tierra;

Génesis 17:1

Cuando Abram tenía noventa y nueve años, el SEÑOR se le apareció, y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí, y sé perfecto.

Génesis 21:23-31

ahora pues, júrame aquí por Dios que no obrarás falsamente conmigo, ni con mi descendencia, ni con mi posteridad, sino que conforme a la bondad que te he mostrado, así me mostrarás a mí y a la tierra en la cual has residido.

Génesis 21:33

Y {Abraham} plantó un tamarisco en Beerseba, y allí invocó el nombre del SEÑOR, el Dios eterno.

Jueces 11:35

Y cuando la vio, él rasgó sus ropas y dijo: ¡Ay, hija mía! Me has abatido y estás entre los que me afligen; porque he dado mi palabra al SEÑOR, y no me puedo retractar.

Salmos 83:18

para que sepan que sólo tú, que te llamas el SEÑOR, eres el Altísimo sobre toda la tierra.

Isaías 57:15

Porque así dice el Alto y Sublime que vive para siempre, cuyo nombre es Santo: Habito {en} lo alto y santo, y {también} con el contrito y humilde de espíritu, para vivificar el espíritu de los humildes y para vivificar el corazón de los contritos.

Daniel 4:34

Pero al fin de los días, yo, Nabucodonosor, alcé mis ojos al cielo, y recobré mi razón, y bendije al Altísimo y alabé y glorifiqué al que vive para siempre; porque su dominio es un dominio eterno, y su reino {permanece} de generación en generación.

Hageo 2:8

``Mía es la plata y mío es el oro" --declara el SEÑOR de los ejércitos.

Treasury of Scripture Knowledge did not add