Hechos 11:23

el cual, cuando vino y vio la gracia de Dios, se regocijó y animaba a todos para que con corazón firme permanecieran {fieles} al Señor;

Hechos 13:43

Y terminada {la reunión de} la sinagoga, muchos de los judíos y de los prosélitos temerosos de Dios siguieron a Pablo y a Bernabé, quienes, hablándoles, les instaban a perseverar en la gracia de Dios.

Hechos 14:22

fortaleciendo los ánimos de los discípulos, exhortándolos a que perseveraran en la fe, y {diciendo:} Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.

Hechos 14:26

y de allí se embarcaron para Antioquía, donde habían sido encomendados a la gracia de Dios para la obra que habían cumplido.

Hechos 20:24

Pero en ninguna manera estimo mi vida como valiosa para mí mismo, a fin de poder terminar mi carrera y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio solemnemente del evangelio de la gracia de Dios.

Colosenses 1:6

que ha llegado hasta vosotros. Así como en todo el mundo está dando fruto constantemente y creciendo, así {lo ha estado haciendo} también en vosotros, desde el día que oísteis y comprendisteis la gracia de Dios en verdad;

2 Timoteo 3:10

Pero tú has seguido mi enseñanza, conducta, propósito, fe, paciencia, amor, perseverancia,

Deuteronomio 10:20

Temerás al SEÑOR tu Dios; le servirás, te allegarás a El y {sólo} en su nombre jurarás.

Deuteronomio 30:20

amando al SEÑOR tu Dios, escuchando su voz y allegándote a El; porque eso es tu vida y la largura de tus días, para que habites en la tierra que el SEÑOR juró dar a tus padres Abraham, Isaac y Jacob.

Josué 22:5

Solamente guardad cuidadosamente el mandamiento y la ley que Moisés, siervo del SEÑOR, os mandó, de amar al SEÑOR vuestro Dios, andar en todos sus caminos, guardar sus mandamientos y de allegarse a El y servirle con todo vuestro corazón y con toda vuestra alma.

Josué 23:8

sino que al SEÑOR vuestro Dios os allegaréis, como lo habéis hecho hasta hoy.

Salmos 17:3

Tú has probado mi corazón, {me} has visitado de noche; me has puesto a prueba y nada hallaste; he resuelto que mi boca no peque.

Proverbios 23:15

Hijo mío, si tu corazón es sabio, mi corazón también se me alegrará;

Proverbios 23:28

Ciertamente como ladrón acecha, y multiplica los infieles entre los hombres.

Daniel 1:8

Se propuso Daniel en su corazón no contaminarse con los manjares del rey ni con el vino que él bebía, y pidió al jefe de los oficiales que {le permitiera} no contaminarse.

Mateo 16:24

Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame.

Marcos 2:5

Viendo Jesús la fe de ellos, dijo* al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados.

Juan 8:31-32

Entonces Jesús decía a los judíos que habían creído en El: Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos;

Juan 15:4

Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo si no permanece en la vid, así tampoco vosotros si no permanecéis en mí.

Hechos 15:40

Mas Pablo escogió a Silas y partió, siendo encomendado por los hermanos a la gracia del Señor.

Hechos 20:32

Ahora os encomiendo a Dios y a la palabra de su gracia, que es poderosa para edificar{os} y dar{os} la herencia entre todos los santificados.

1 Corintios 15:58

Por tanto, mis amados hermanos, estad firmes, constantes, abundando siempre en la obra del Señor, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es {en} vano.

2 Corintios 1:17

Por tanto, cuando me propuse esto, ¿acaso obré precipitadamente? O lo que me propongo, ¿me lo propongo conforme a la carne, para que en mí haya {al mismo tiempo} el sí, sí, y el no, no?

1 Tesalonicenses 1:3-4

teniendo presente sin cesar delante de nuestro Dios y Padre vuestra obra de fe, vuestro trabajo de amor y la firmeza de vuestra esperanza en nuestro Señor Jesucristo;

1 Tesalonicenses 3:2-5

y enviamos a Timoteo, nuestro hermano y colaborador de Dios en el evangelio de Cristo, para fortaleceros y alentaros respecto a vuestra fe;

2 Timoteo 1:4-5

deseando verte, al acordarme de tus lágrimas, para llenarme de alegría.

Hebreos 10:19-26

Entonces, hermanos, puesto que tenemos confianza para entrar al Lugar Santísimo por la sangre de Jesús,

Hebreos 10:32-39

Pero recordad los días pasados, cuando después de haber sido iluminados, soportasteis una gran lucha de padecimientos;

2 Pedro 1:4-9

por medio de las cuales nos ha concedido sus preciosas y maravillosas promesas, a fin de que por ellas lleguéis a ser partícipes de {la} naturaleza divina, habiendo escapado de la corrupción que hay en el mundo por {causa de la} concupiscencia.

2 Pedro 3:17-18

Por tanto, amados, sabiendo esto de antemano, estad en guardia, no sea que arrastrados por el error de hombres libertinos, caigáis de vuestra firmeza;

1 Juan 2:28

Y ahora, hijos, permaneced en El, para que cuando se manifieste, tengamos confianza y no nos apartemos de El avergonzados en su venida.

3 Juan 1:4

No tengo mayor gozo que éste: oír que mis hijos andan en la verdad.

Treasury of Scripture Knowledge did not add