Isaías 65:4

que se sientan entre sepulcros y pasan la noche en lugares secretos; que comen carne de cerdo, y {en} sus ollas hay caldo de {carnes} inmundas;

Levítico 11:7

y el cerdo, porque aunque tiene pezuña dividida, formando así un casco hendido, no rumia; {será} inmundo para vosotros.

Isaías 66:17

Los que se santifican y se purifican {para ir} a los huertos, tras uno {que está} en el centro, que comen carne de cerdo, cosas detestables y ratones, a una perecerán --declara el SEÑOR.

Isaías 66:3

El que mata un buey {es como} el que mata a un hombre, el que sacrifica un cordero {como} el que desnuca un perro, el que presenta ofrenda de cereal {como el que ofrece} sangre de cerdo, el que quema incienso {como} el que bendice a un ídolo. Como ellos han escogido sus {propios} caminos, y su alma se deleita en sus abominaciones,

Éxodo 23:19

Traerás lo mejor de las primicias de tu tierra a la casa del SEÑOR tu Dios. No cocerás el cabrito en la leche de su madre.

Éxodo 34:26

Traerás a la casa del SEÑOR tu Dios las primicias de los primeros frutos de tu tierra. No cocerás el cabrito en la leche de su madre.

Números 19:11

``El que toque el cadáver de una persona quedará inmundo por siete días.

Números 19:16-20

``De igual manera, todo el que en campo abierto toque a uno que ha sido muerto a espada, o que ha muerto {de causas naturales,} o que toque hueso humano, o tumba, quedará inmundo durante siete días.

Deuteronomio 14:3

No comerás nada abominable.

Deuteronomio 14:8

Y el cerdo, aunque tiene la pezuña dividida, no rumia; será inmundo para vosotros. No comeréis de su carne ni tocaréis sus cadáveres.

Deuteronomio 14:21

No comeréis ningún animal que se muera. Lo podrás dar al forastero que está en tus ciudades, para que lo coma, o lo podrás vender a un extranjero, porque tú eres un pueblo santo al SEÑOR tu Dios. No cocerás el cabrito en la leche de su madre.

Deuteronomio 18:11

o encantador, o médium, o espiritista, ni quien consulte a los muertos.

Ezequiel 4:14

Y yo dije: ¡Ah, Señor DIOS! He aquí, nunca me he contaminado; porque desde mi juventud hasta ahora nunca he comido animal muerto o despedazado, ni jamás ha entrado en mi boca carne inmunda.

Mateo 8:28

Cuando llegó al otro lado, a la tierra de los gadarenos, le salieron al encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, violentos en extremo, de manera que nadie podía pasar por aquel camino.

Marcos 5:2-5

Y cuando El salió de la barca, enseguida vino a su encuentro, de entre los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo,

Lucas 8:27

y cuando El bajó a tierra, le salió al encuentro un hombre de la ciudad poseído por demonios, y que por mucho tiempo no se había puesto ropa alguna, ni vivía en una casa, sino en los sepulcros.

Treasury of Scripture Knowledge did not add