Juan 3:5

Jesús respondió: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios.

Hechos 2:38

Y Pedro les {dijo:} Arrepentíos y sed bautizados cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo.

Ezequiel 36:25-27

`Entonces os rociaré con agua limpia y quedaréis limpios; de todas vuestras inmundicias y de todos vuestros ídolos os limpiaré.

Marcos 16:16

El que crea y sea bautizado será salvo; pero el que no crea será condenado.

Juan 3:3

Respondió Jesús y le dijo: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios.

Efesios 5:26

para santificarla, habiéndola purificado por el lavamiento del agua con la palabra,

1 Juan 5:6-8

Este es el que vino mediante agua y sangre, Jesucristo; no sólo con agua, sino con agua y con sangre. Y el Espíritu es el que da testimonio, porque el Espíritu es la verdad.

Mateo 3:11

Yo a la verdad os bautizo con agua para arrepentimiento, pero el que viene detrás de mí es más poderoso que yo, a quien no soy digno de quitarle las sandalias; El os bautizará con el Espíritu Santo y con fuego.

Mateo 28:19

Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,

Lucas 13:3

Os digo que no; al contrario, si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

1 Pedro 3:21

Y correspondiendo a esto, el bautismo ahora os salva (no quitando la suciedad de la carne, sino {como} una petición a Dios de una buena conciencia) mediante la resurrección de Jesucristo,

Mateo 5:20

Porque os digo que si vuestra justicia no supera {la} de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.

Mateo 18:3

y dijo: En verdad os digo que si no os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.

Lucas 13:5

Os digo que no; al contrario, si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

Lucas 13:24

Esforzaos por entrar por la puerta estrecha, porque os digo que muchos tratarán de entrar y no podrán.

Juan 1:13

que no nacieron de sangre, ni de la voluntad de la carne, ni de la voluntad del hombre, sino de Dios.

Hechos 3:19

Por tanto, arrepentíos y convertíos, para que vuestros pecados sean borrados, a fin de que tiempos de refrigerio vengan de la presencia del Señor,

Romanos 8:2

Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús te ha libertado de la ley del pecado y de la muerte.

Romanos 14:17

Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo en el Espíritu Santo.

1 Corintios 2:12

Y nosotros hemos recibido, no el espíritu del mundo, sino el Espíritu que viene de Dios, para que conozcamos lo que Dios nos ha dado gratuitamente,

1 Corintios 6:11

Y esto erais algunos de vosotros; pero fuisteis lavados, pero fuisteis santificados, pero fuisteis justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios.

2 Corintios 5:17-18

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura {es}; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas.

Gálatas 6:15

Porque ni la circuncisión es nada, ni la incircuncisión, sino una nueva creación.

Efesios 2:4-10

Pero Dios, que es rico en misericordia, por causa del gran amor con que nos amó,

2 Tesalonicenses 2:13-14

Pero nosotros siempre tenemos que dar gracias a Dios por vosotros, hermanos amados por el Señor, porque Dios os ha escogido desde el principio para salvación mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad.

Tito 3:4-7

Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y {su} amor hacia la humanidad,

1 Pedro 1:2

según el previo conocimiento de Dios Padre, por la obra santificadora del Espíritu, para obedecer a Jesucristo y ser rociados con su sangre: Que la gracia y la paz os sean multiplicadas.

1 Juan 2:29

Si sabéis que El es justo, sabéis también que todo el que hace justicia es nacido de El.

1 Juan 5:1

Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios; y todo aquel que ama al Padre, ama al que ha nacido de El.

Isaías 44:3-4

``Porque derramaré agua sobre la {tierra} sedienta, y torrentes sobre la tierra seca; derramaré mi Espíritu sobre tu posteridad, y mi bendición sobre tus descendientes.

Treasury of Scripture Knowledge did not add