Romanos 8:26

Y de la misma manera, también el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; porque no sabemos orar como debiéramos, pero el Espíritu mismo intercede {por nosotros} con gemidos indecibles;

Efesios 6:18

Con toda oración y súplica orad en todo tiempo en el Espíritu, y así, velad con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

Zacarías 12:10

Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y me mirarán a mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por El, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por El, como se llora por un primogénito.

Mateo 20:22

Pero respondiendo Jesús, dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber la copa que yo voy a beber? Ellos le dijeron*: Podemos.

Lucas 11:1-13

Y aconteció que estando Jesús orando en cierto lugar, cuando terminó, le dijo uno de sus discípulos: Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó también a sus discípulos.

Romanos 8:15

Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que habéis recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!

Santiago 4:3

Pedís y no recibís, porque pedís con malos propósitos, para gastar{lo} en vuestros placeres.

Salmos 6:3

Mi alma también está muy angustiada; y tú, oh SEÑOR, ¿hasta cuándo?

Salmos 6:9

El SEÑOR ha escuchado mi súplica; el SEÑOR recibe mi oración.

Salmos 10:17

Oh SEÑOR, tú has oído el deseo de los humildes; tú fortalecerás su corazón {e} inclinarás tu oído

Salmos 42:1-5

Para el director del coro. Masquil de los hijos de Coré.Como el ciervo anhela las corrientes de agua, así suspira por ti, oh Dios, el alma mía.

Salmos 55:1-2

Para el director del coro; con instrumentos de cuerda. Masquil de David.Escucha, oh Dios, mi oración, y no te escondas de mi súplica.

Salmos 69:3

Cansado estoy de llorar; reseca está mi garganta; mis ojos desfallecen mientras espero a mi Dios.

Salmos 77:1-3

Salmo de Asaf.Mi voz {se eleva} a Dios, y {a El} clamaré; mi voz {se eleva} a Dios, y El me oirá.

Salmos 88:1-3

Cántico. Salmo de los hijos de Coré. Para el director del coro; sobre Mahalat Leannot. Masquil de Hemán ezraíta.Oh SEÑOR, Dios de mi salvación, de día y de noche he clamado delante de ti.

Salmos 102:5

A causa de la intensidad de mi gemido mis huesos se pegan a la piel.

Salmos 102:20

para oír el gemido de los prisioneros, para poner en libertad a los condenados a muerte;

Salmos 119:81-82

Mi alma desfallece por tu salvación; en tu palabra espero.

Salmos 143:4-7

Y en mí languidece mi espíritu; mi corazón está consternado dentro de mí.

Mateo 10:20

Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros.

Lucas 22:44

Y estando en agonía, oraba con mucho fervor; y su sudor se volvió como gruesas gotas de sangre, que caían sobre la tierra.

Juan 14:16

Y yo rogaré al Padre, y El os dará otro Consolador para que esté con vosotros para siempre;

Romanos 7:24

¿Miserable de mí! ¿Quién me libertará de este cuerpo de muerte?

Romanos 15:1

Así que, nosotros los que somos fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no agradarnos a nosotros mismos.

2 Corintios 5:2

Pues, en verdad, en esta {morada} gemimos, anhelando ser vestidos con nuestra habitación celestial;

2 Corintios 5:4

Porque asimismo, los que estamos en esta tienda, gemimos agobiados, pues no queremos ser desvestidos, sino vestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida.

2 Corintios 12:5-10

De tal {hombre sí} me gloriaré; pero en cuanto a mí mismo, no me gloriaré sino en {mis} debilidades.

Gálatas 4:6

Y porque sois hijos, Dios ha enviado el Espíritu de su Hijo a nuestros corazones, clamando: ¡Abba! ¡Padre!

Efesios 2:18

porque por medio de El los unos y los otros tenemos nuestra entrada al Padre en un mismo Espíritu.

Hebreos 4:15

Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino uno que ha sido tentado en todo como {nosotros}, {pero} sin pecado.

Hebreos 5:2

{y} puede obrar con benignidad para con los ignorantes y extraviados, puesto que él mismo está sujeto a flaquezas;

Judas 1:20-21

Pero vosotros, amados, edificándoos en vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo,

Treasury of Scripture Knowledge did not add