Mateo 13:19

A todo el que oye la palabra del reino y no {la} entiende, el maligno viene y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es aquel en quien se sembró la semilla junto al camino.

Mateo 4:23

Y {Jesús} iba por toda Galilea, enseñando en sus sinagogas y proclamando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Mateo 13:38

y el campo es el mundo; y la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del maligno;

1 Juan 2:13-14

Os escribo a vosotros, padres, porque conocéis al que ha sido desde el principio. Os escribo a vosotros, jóvenes, porque habéis vencido al maligno. Os he escrito a vosotros, niños, porque conocéis al Padre.

1 Juan 3:12

no como Caín {que} era del maligno, y mató a su hermano. ¿Y por qué causa lo mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas.

1 Juan 5:18

Sabemos que todo el que ha nacido de Dios, no peca; sino que aquel que nació de Dios lo guarda y el maligno no lo toca.

Proverbios 1:7

El temor del SEÑOR es el principio de la sabiduría; los necios desprecian la sabiduría y la instrucción.

Proverbios 1:20-22

La sabiduría clama en la calle, en las plazas alza su voz;

Proverbios 2:1-6

Hijo mío, si recibes mis palabras, y atesoras mis mandamientos dentro de ti,

Proverbios 17:16

¿De qué sirve el precio en la mano del necio para comprar sabiduría cuando no tiene entendimiento?

Proverbios 18:1-2

El que vive aislado busca {su propio} deseo, contra todo consejo se encoleriza.

Mateo 5:37

Antes bien, sea vuestro hablar: ``Sí, sí" {o} ``No, no"; y lo que es más de esto, procede del mal.

Marcos 4:15

Y éstos que están junto al camino donde se siembra la palabra, son {aquellos} que en cuanto {la} oyen, al instante viene Satanás y se lleva la palabra que se ha sembrado en ellos.

Lucas 8:11-15

La parábola es ésta: la semilla es la palabra de Dios.

Lucas 9:2

Y los envió a proclamar el reino de Dios y a sanar a los enfermos.

Lucas 10:9

sanad a los enfermos que haya en ella, y decidles: ``Se ha acercado a vosotros el reino de Dios."

Juan 3:19-20

Y este es el juicio: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, pues sus acciones eran malas.

Juan 8:43

¿Por qué no entendéis lo que digo? Porque no podéis oír mi palabra.

Juan 18:38

Pilato le preguntó*: ¿Qué es la verdad? Y habiendo dicho esto, salió otra vez adonde {estaban} los judíos y les dijo*: Yo no encuentro ningún delito en El.

Hechos 17:32

Y cuando oyeron de la resurrección de los muertos, algunos se burlaban, pero otros dijeron: Te escucharemos otra vez acerca de esto.

Hechos 18:15

Pero si son cuestiones de palabras y nombres, y de vuestra propia ley, allá vosotros; no estoy dispuesto a ser juez de estas cosas.

Hechos 20:25

Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de vosotros, entre quienes anduve predicando el reino, volverá a ver mi rostro.

Hechos 24:25-26

Y al disertar Pablo sobre la justicia, el dominio propio y el juicio venidero, Félix, atemorizado dijo: Vete por ahora, pero cuando tenga tiempo te mandaré llamar.

Hechos 25:19-20

sino que {simplemente} tenían contra él ciertas cuestiones sobre su propia religión, y sobre cierto Jesús, {ya} muerto, de quien Pablo afirmaba que estaba vivo.

Hechos 26:31-32

y mientras se retiraban, hablaban entre ellos, diciendo: Este hombre no ha hecho* nada que merezca muerte o prisión.

Hechos 28:23

Y habiéndole fijado un día, vinieron en gran número adonde él posaba, y desde la mañana hasta la tarde les explicaba testificando fielmente sobre el reino de Dios, y procurando persuadirlos acerca de Jesús, tanto por la ley de Moisés como por los profetas.

Romanos 1:28

Y como ellos no tuvieron a bien reconocer a Dios, Dios los entregó a una mente depravada, para que hicieran las cosas que no convienen;

Romanos 2:8

pero a los que son ambiciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia: ira e indignación.

Romanos 14:17

Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo en el Espíritu Santo.

2 Corintios 4:2-3

sino que hemos renunciado a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino que, mediante la manifestación de la verdad, nos recomendamos a la conciencia de todo hombre en la presencia de Dios.

Efesios 3:8

A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, se me concedió esta gracia: anunciar a los gentiles las inescrutables riquezas de Cristo,

2 Tesalonicenses 2:12

a fin de que sean juzgados todos los que no creyeron en la verdad sino que se complacieron en la iniquidad.

Hebreos 2:1

Por tanto, debemos prestar mucha mayor atención a lo que hemos oído, no sea que nos desviemos.

1 Juan 5:20

Y sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento a fin de que conozcamos al que es verdadero; y nosotros estamos en aquel que es verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios y la vida eterna.

Treasury of Scripture Knowledge did not add