Mateo 9:2

Y he aquí le trajeron un paralítico, echado en una cama; y viendo Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Confía, hijo; tus pecados te son perdonados.

Mateo 9:22

Mas Jesús volviéndose, y mirándola, dijo: Confía, hija, tu fe te ha librado. Y la mujer fue libre desde aquella hora.

Mateo 4:24

Y corría su fama por toda Siria; y le traían todos los que tenían mal; los tomados de diversas enfermedades y tormentos, y los endemoniados, y lunáticos, y paralíticos, y los sanaba.

Mateo 8:10

Y oyéndolo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe.

Hechos 14:9

Este oyó hablar a Pablo; el cual, como puso los ojos en él, y vio que tenía fe para ser sanado,

Salmos 32:1-2

Bienaventurado el perdonado de rebelión, el encubierto de pecado.

Eclesiastés 9:7

Anda, y come tu pan con gozo, y bebe tu vino con alegre corazón; para que tus obras sean agradables a Dios en este tiempo.

Isaías 40:1-2

Consolad, consolad a mi pueblo, dice vuestro Dios.

Isaías 44:22

Yo deshice, como nube, tus rebeliones, y tus pecados, como niebla; tórnate a mí, porque yo te redimí.

Jeremías 31:33-34

Mas éste es el Pacto que haré con la Casa de Israel después de aquellos días, dijo el SEÑOR: Daré mi ley en sus almas, y la escribiré en su corazón; y seré yo a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.

Mateo 8:16

Y cuando llegó la noche, trajeron a él muchos endemoniados; y echó de ellos los demonios con la palabra, y sanó a todos los enfermos;

Mateo 9:6

Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene potestad en la tierra de perdonar pecados, (dice entonces al paralítico): Levántate, toma tu cama, y vete a tu casa.

Marcos 1:32

Y cuando fue la tarde, cuando el sol se puso, traían a él todos los que tenían mal, y endemoniados;

Marcos 2:1-12

Y entró otra vez en Capernaum después de algunos días, y se oyó que estaba en casa.

Marcos 5:34

El le dijo: Hija, tu fe te ha hecho salva; ve en paz, y queda sana de tu azote.

Lucas 5:18-26

Y he aquí unos hombres, que traían sobre un lecho un hombre que estaba paralítico; y buscaban por dónde meterle, y ponerle delante de él.

Lucas 7:47-50

Por lo cual te digo que sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho; mas al que se perdona poco, poco ama.

Juan 2:25

y no tenía necesidad que alguien le diera testimonio del hombre; porque él sabía lo que había en el hombre.

Juan 16:33

Estas cosas os he hablado, para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis apretura; mas confiad, yo he vencido al mundo.

Juan 21:5

Así que les dijo: Hijitos, ¿tenéis algo de comer? Le respondieron: No.

Hechos 5:15-16

Tanto que echaban los enfermos por las calles, y los ponían en camas y en lechos, para que viniendo Pedro, a lo menos su sombra tocara a alguno de ellos.

Hechos 13:38-39

Os sea pues notorio, varones hermanos, que por éste os es anunciada remisión de pecados,

Hechos 19:12

de tal manera que aun se llevaban sobre los enfermos los sudarios y los pañuelos de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos, y los malos espíritus salían de ellos.

Romanos 4:6-8

Como también David dice ser bienaventurado el hombre al cual Dios atribuye justicia sin las obras,

Romanos 5:11

Y no sólo esto, más aún nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesús el Cristo, por el cual ahora hemos recibido la reconciliación.

Colosenses 1:12-14

dando gracias al Padre que nos hizo dignos para participar en la herencia de los santos en luz;

Santiago 2:18

Mas alguno dirá: Tú tienes la fe, y yo tengo las obras; muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.

Treasury of Scripture Knowledge did not add

Biblia del Jubileo 2000 (Grátis) copyright