Los santos, como peregrinos

Versículos Más Relevantes

Deuteronomio 33:25

De hierro y de bronce {serán} tus cerrojos, y tan largo como tus días {será} tu reposo.

Salmos 84:6

Pasando por el valle de Baca lo convierten en manantial, también las lluvias tempranas lo cubren de bendiciones.

Hebreos 11:9

Por la fe habitó como extranjero en la tierra de la promesa como en {tierra} extraña, viviendo en tiendas como Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa,

Jeremías 50:5

Preguntarán por el camino de Sion, hacia donde {volverán} sus rostros; vendrán para unirse al SEÑOR {en} un pacto eterno que no será olvidado.

Hebreos 11:13

Todos éstos murieron en fe, sin haber recibido las promesas, pero habiéndolas visto y aceptado con gusto desde lejos, confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra.

Mateo 19:27

Entonces respondiendo Pedro, le dijo: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido; ¿qué, pues, recibiremos?

Hebreos 11:16

Pero en realidad, anhelan una {patria} mejor, es decir, celestial. Por lo cual, Dios no se avergüenza de ser llamado Dios de ellos, pues les ha preparado una ciudad.

1 Pedro 1:17

Y si invocáis como Padre a aquel que imparcialmente juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor durante el tiempo de vuestra peregrinación;

Salmos 119:54

Cánticos para mí son tus estatutos en la casa de mi peregrinación.

Salmos 43:3

Envía tu luz y tu verdad; que ellas me guíen, que me lleven a tu santo monte, y a tus moradas.

Salmos 120:5-6

¿Ay de mí, porque soy peregrino en Mesec, {y} habito entre las tiendas de Cedar! Demasiado tiempo ha morado mi alma con los que odian la paz.

Hebreos 11:15

Y si en verdad hubieran estado pensando en aquella {patria} de donde salieron, habrían tenido oportunidad de volver.

Números 10:29

Entonces Moisés dijo a Hobab, hijo de Reuel madianita, suegro de Moisés: Nosotros partimos hacia el lugar del cual el SEÑOR dijo: ``Yo os lo daré." Ven con nosotros y te haremos bien, pues el SEÑOR ha prometido el bien a Israel.

Salmos 120:5-7

¿Ay de mí, porque soy peregrino en Mesec, {y} habito entre las tiendas de Cedar! Demasiado tiempo ha morado mi alma con los que odian la paz. Yo {amo} la paz, mas cuando hablo, ellos están por la guerra.

Colosenses 3:1-2

Si habéis, pues, resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

Mateo 6:25

Por eso os digo, no os preocupéis por vuestra vida, qué comeréis o qué beberéis; ni por vuestro cuerpo, qué vestiréis. ¿No es la vida más que el alimento y el cuerpo {más} que la ropa?

Salmos 55:6

Y dije: ¡Quién me diera alas como de paloma! Volaría y hallaría reposo.

2 Corintios 5:1-8

Porque sabemos que si la tienda terrenal que es nuestra morada, es destruida, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha por manos, eterna en los cielos. Pues, en verdad, en esta {morada} gemimos, anhelando ser vestidos con nuestra habitación celestial; y una vez vestidos, no seremos hallados desnudos.Leer más.
Porque asimismo, los que estamos en esta tienda, gemimos agobiados, pues no queremos ser desvestidos, sino vestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida. Y el que nos preparó para esto mismo es Dios, quien nos dio el Espíritu como garantía. Por tanto, animados siempre y sabiendo que mientras habitamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor (porque por fe andamos, no por vista); pero cobramos ánimo y preferimos más bien estar ausentes del cuerpo y habitar con el Señor.

Las citas Bíblicas son tomadas de La Biblia de las Américas © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso