Insectos

Versículos Más Relevantes

Levítico 11:20-23

``Todo insecto alado que ande sobre cuatro {patas} os será abominación. ``Sin embargo, éstos podéis comer de entre todos los insectos alados que andan sobre cuatro {patas:} los que tienen, además de sus patas, piernas con coyunturas para saltar con ellas sobre la tierra. ``Pero todos los demás insectos alados que tengan cuatro patas os {serán} abominación.

Levítico 11:22

``De ellos podéis comer éstos: la langosta según sus especies, la langosta destructora según sus especies, el grillo según sus especies y el saltamontes según sus especies.

Deuteronomio 14:19

Todo insecto alado será inmundo para vosotros; no se comerá.

Proverbios 30:24-28

las hormigas, pueblo sin fuerza, que preparan su alimento en el verano; las langostas, que no tienen rey, pero todas salen en escuadrones; {y} el lagarto, que se puede agarrar con las manos, pero está en los palacios de los reyes.Leer más.
Cuatro cosas son pequeñas en la tierra, pero son sumamente sabias: los tejones, pueblo sin poder, que hacen su casa en la peña;

Jueces 14:8

Cuando regresó más tarde para tomarla, se apartó {del camino} para ver el cadáver del león; y he aquí que había un enjambre de abejas y miel en el cuerpo del león.

Deuteronomio 1:44

Y los amorreos que moraban en aquella región montañosa salieron contra vosotros, y os persiguieron como lo hacen las abejas, y os derrotaron desde Seir hasta Horma.

Salmos 118:12

Me rodearon como abejas; fueron extinguidas como fuego de espinos; en el nombre del SEÑOR ciertamente las destruí.

Isaías 7:18

Y sucederá en aquel día que el SEÑOR silbará a la mosca que está en lo más remoto de los ríos de Egipto, y a la abeja que está en la tierra de Asiria;

1 Samuel 24:14

¿Tras quién ha salido el rey de Israel? ¿A quién persigues? ¿A un perro muerto? ¿A una pulga?

1 Samuel 26:20

Ahora pues, no caiga mi sangre a tierra, lejos de la presencia del SEÑOR; porque el rey de Israel ha salido en busca de una pulga, como quien va a la caza de una perdiz en los montes.

Éxodo 8:24

Y así lo hizo el SEÑOR. Y entraron grandes enjambres de insectos en la casa de Faraón y en las casas de sus siervos, y en todo el país de Egipto la tierra fue devastada a causa de los enjambres de insectos.

Éxodo 8:21-22

`Porque si no dejas ir a mi pueblo, he aquí, enviaré enjambres de insectos sobre ti, sobre tus siervos, sobre tu pueblo y dentro de tus casas; y las casas de los egipcios se llenarán de enjambres de insectos, y también el suelo sobre el cual están. `Mas en aquel día yo pondré aparte la tierra de Gosén en la que mora mi pueblo, para que no haya allí enjambres de insectos, a fin de que sepas que yo, el SEÑOR, estoy en medio de la tierra;

Salmos 78:45

Envió entre ellos enjambres de moscas que los devoraban, y ranas que los destruían.

Isaías 51:6

Alzad vuestros ojos a los cielos, y mirad la tierra abajo; porque los cielos como humo se desvanecerán, y la tierra como un vestido se gastará. Sus habitantes como mosquitos morirán, pero mi salvación será para siempre, y mi justicia no menguará.

Éxodo 8:16

Entonces el SEÑOR dijo a Moisés: Di a Aarón: ``Extiende tu vara y golpea el polvo de la tierra para que se convierta en piojos por toda la tierra de Egipto."

Mateo 23:24

¿Guías ciegos, que coláis el mosquito y {os} tragáis el camello!

Éxodo 8:17-18

Y así lo hicieron; y Aarón extendió su mano con su vara, y golpeó el polvo de la tierra, y hubo piojos en hombres y animales. Todo el polvo de la tierra se convirtió en piojos por todo el país de Egipto. Y los magos trataron de producir piojos con sus encantamientos, pero no pudieron; hubo, pues, piojos en hombres y animales.

Salmos 105:31

El habló, y vinieron enjambres de moscas {y} mosquitos por todo su territorio.

Isaías 40:22

{El es} el que está sentado sobre la redondez de la tierra, cuyos habitantes son como langostas; El es el que extiende los cielos como una cortina y los despliega como una tienda para morar.

Números 13:33

Vimos allí también a los gigantes (los hijos de Anac son parte de {la raza de} los gigantes); y a nosotros nos pareció que éramos como langostas; y así parecíamos ante sus ojos.

1 Reyes 8:37

Si hay hambre en la tierra, si hay pestilencia, si hay tizón {o} añublo, langosta {o} saltamontes, si su enemigo los sitia en la tierra de sus ciudades, cualquier plaga, cualquier enfermedad {que haya},

2 Crónicas 6:28

Si hay hambre en la tierra, si hay pestilencia, si hay tizón o añublo, langosta o saltamontes, si sus enemigos los sitian en la tierra de sus ciudades, cualquier plaga o cualquier enfermedad {que haya},

Salmos 105:34

El habló, y vinieron langostas, {y} orugas sin número;

Nahúm 3:15

Allí te consumirá el fuego, te destruirá la espada, te devorará como el pulgón. Multiplícate como el pulgón, multiplícate como la langosta.

Éxodo 23:28

Y enviaré avispas delante de ti para que echen fuera al heveo, al cananeo y al hitita de delante de ti.

Deuteronomio 7:20

Además, el SEÑOR tu Dios enviará la avispa contra ellos, hasta que perezcan los que queden y se escondan de ti.

Josué 24:12

``Entonces envié delante de vosotros avispas que expulsaron a los dos reyes de los amorreos de delante de vosotros, {pero} no fue por vuestra espada ni por vuestro arco.

Joel 2:25

Entonces os compensaré por los años que ha comido la langosta, el pulgón, el saltón y la oruga, mi gran ejército, que envié contra vosotros.

Mateo 3:4

Y él, Juan, tenía un vestido de pelo de camello y un cinto de cuero a la cintura; y su comida era de langostas y miel silvestre.

Marcos 1:6

Juan estaba vestido de pelo de camello, tenía un cinto de cuero a la cintura, y comía langostas y miel silvestre.

Éxodo 10:12-14

Entonces el SEÑOR dijo a Moisés: Extiende tu mano sobre la tierra de Egipto, para {traer} la langosta, a fin de que suba sobre la tierra de Egipto y devore toda planta de la tierra, todo lo que el granizo ha dejado. Y extendió Moisés su vara sobre la tierra de Egipto, y el SEÑOR hizo soplar un viento del oriente sobre el país todo aquel día y toda aquella noche; y al venir la mañana, el viento del oriente trajo las langostas. Y subieron las langostas sobre toda la tierra de Egipto y se asentaron en todo el territorio de Egipto; {y eran} muy numerosas. Nunca había habido {tantas} langostas como entonces, ni las habría después.

Salmos 78:46

Entregó también sus cosechas al saltamontes, y el fruto de su trabajo a la langosta.

Jeremías 46:23

Talan su bosque --declara el SEÑOR-- aunque sea impenetrable, aunque sean más numerosos que las langostas, innumerables.

Mateo 6:19-20

No os acumuléis tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre destruyen, y donde ladrones penetran y roban;

Job 4:19

`` ¿Cuánto más a los que habitan en casas de barro, cuyos cimientos están en el polvo, que son aplastados como la polilla!

Job 27:18

Edifica su casa como tela de araña, o como choza {que} el guarda construye.

Salmos 39:11

Con castigos corriges al hombre por {su} iniquidad; como la polilla, consumes lo que es más precioso para él; ciertamente, todo hombre es sólo un soplo. (Selah)

Isaías 50:9

He aquí, el Señor DIOS me ayuda; ¿quién es el que me condena? He aquí, todos ellos como un vestido se gastarán, la polilla se los comerá.

Isaías 51:8

Porque como a vestido se los comerá la polilla, y como a lana se los comerá la larva. Pero mi justicia durará para siempre, y mi salvación por todas las generaciones.

Oseas 5:12

Yo, pues, soy como polilla para Efraín, y como carcoma para la casa de Judá.

Job 8:14

porque es frágil su confianza, y una tela de araña su seguridad.

Isaías 59:5

Incuban huevos de áspides y tejen telas de araña; el que come de sus huevos muere, y del que es aplastado sale una víbora.

Proverbios 30:15

La sanguijuela tiene dos hijas, {que dicen:} ¡Da{me!} ¡Da{me!} Hay tres cosas que no se saciarán, {y} una cuarta que no dirá: ¡Basta!

Éxodo 10:4

``Porque si te niegas a dejar ir a mi pueblo, he aquí, mañana traeré langostas a tu territorio.

Éxodo 16:20

Mas no obedecieron a Moisés, y algunos dejaron parte del maná para la mañana {siguiente,} pero crió gusanos y se pudrió; y Moisés se enojó con ellos.

Joel 1:4

Lo que dejó la oruga, lo comió la langosta; lo que dejó la langosta, lo comió el pulgón; y lo que dejó el pulgón, lo comió el saltón.

Jueces 6:5

Porque subían con su ganado y sus tiendas, y entraban como langostas en multitud, tanto ellos como sus camellos eran innumerables; y entraban en la tierra para devastarla.

Las citas Bíblicas son tomadas de La Biblia de las Américas © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso