Lucas 7:39

Y como vio esto el fariseo que le había convidado, habló entre sí, diciendo: Este, si fuera profeta, conocería quién y cuál es la mujer que le toca, que es pecadora.

Lucas 7:16

Y todos tuvieron miedo, y glorificaban a Dios, diciendo: Que un gran profeta se ha levantado entre nosotros; y que Dios ha visitado a su pueblo.

Marcos 7:21

Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios,

Lucas 15:2

Y murmuraban los fariseos y los escribas, diciendo: Este a los pecadores recibe, y con ellos come.

2 Reyes 5:20

Giezi, el criado de Eliseo varón de Dios, dijo entre sí: He aquí mi señor estorbó a este sirio, Naamán, no tomando de su mano las cosas que había traído. Vive el SEÑOR, que correré yo tras él, y tomaré de él alguna cosa.

Proverbios 23:7

porque cual es su pensamiento en su alma, tal es él. Come y bebe, te dirá; mas su corazón no está contigo.

Isaías 65:5

que dicen: Estate en tu lugar, no te llegues a mí, que soy más santo que tú. Estos son humo en mi furor, fuego que arde todo el día.

Mateo 9:12-13

Mas oyéndolo Jesús, les dijo: Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos.

Mateo 20:16

Así los primeros serán postreros, y los postreros primeros; porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.

Mateo 21:28-31

Pero, ¿qué os parece? Un hombre tenía dos hijos, y llegando al primero, le dijo: Hijo, ve hoy a trabajar en mi viña.

Marcos 2:6-7

Y estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales pensando en sus corazones,

Lucas 3:8

Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no comencéis a decir en vosotros mismos: Tenemos a Abraham por padre; porque os digo que puede Dios, aun de estas piedras, levantar hijos a Abraham.

Lucas 7:37

Y he aquí una mujer que había sido pecadora en la ciudad, cuando entendió que estaba a la mesa en casa de aquel fariseo, trajo un alabastro de ungüento,

Lucas 12:17

y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿qué haré, porque no tengo dónde juntar mis frutos?

Lucas 15:28-30

Entonces se enojó, y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrara.

Lucas 16:3

Entonces el mayordomo dijo dentro de sí: ¿Qué haré? Que mi señor me quita la mayordomía. Cavar, no puedo; mendigar, tengo vergüenza.

Lucas 18:4

Pero él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre,

Lucas 18:9-11

Y dijo también a unos que confiaban en sí como justos, y menospreciaban a los otros, esta parábola:

Juan 4:19

Le dice la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta.

Juan 7:12

Y había grande murmullo de él en el pueblo, porque unos decían: Bueno es; y otros decían: No, antes engaña al pueblo.

Juan 7:40-41

Entonces muchos del pueblo, oyendo este dicho, decían: Verdaderamente éste es el profeta.

Juan 7:47-52

Entonces los fariseos les respondieron: ¿Habéis sido también vosotros engañados?

Juan 9:24

Así que, volvieron a llamar al hombre que había sido ciego, y le dijeron: Da gloria a Dios; nosotros sabemos que este hombre es pecador.

Treasury of Scripture Knowledge did not add

Biblia del Jubileo 2000 (Grátis) copyright