Adam, descendientes

Versículos Más Relevantes

Romanos 5:12-14

Por tanto, tal como el pecado entró en el mundo por un hombre, y la muerte por el pecado, así también la muerte se extendió a todos los hombres, porque todos pecaron; pues antes de la ley había pecado en el mundo, pero el pecado no se imputa cuando no hay ley. Sin embargo, la muerte reinó desde Adán hasta Moisés, aun sobre los que no habían pecado con una transgresión semejante a la de Adán, el cual es figura del que había de venir.

Deuteronomio 32:8

Cuando el Altísimo dio a las naciones su herencia, cuando separó los hijos del hombre, fijó los límites de los pueblos según el número de los hijos de Israel.

Génesis 5:3-32

Cuando Adán había vivido ciento treinta años, engendró {un hijo} a su semejanza, conforme a su imagen, y le puso por nombre Set. Y los días de Adán después de haber engendrado a Set fueron ochocientos años, y engendró hijos e hijas. El total de los días que Adán vivió fue de novecientos treinta años, y murió.Leer más.
Y Set vivió ciento cinco años, y engendró a Enós. Y vivió Set ochocientos siete años después de haber engendrado a Enós, y engendró hijos e hijas. El total de los días de Set fue de novecientos doce años, y murió. Y Enós vivió noventa años, y engendró a Cainán. Y vivió Enós ochocientos quince años después de haber engendrado a Cainán, y engendró hijos e hijas. El total de los días de Enós fue de novecientos cinco años, y murió. Y Cainán vivió setenta años, y engendró a Mahalaleel. Y vivió Cainán ochocientos cuarenta años después de haber engendrado a Mahalaleel, y engendró hijos e hijas. El total de los días de Cainán fue de novecientos diez años, y murió. Y Mahalaleel vivió sesenta y cinco años, y engendró a Jared. Y vivió Mahalaleel ochocientos treinta años después de haber engendrado a Jared, y engendró hijos e hijas. El total de los días de Mahalaleel fue de ochocientos noventa y cinco años, y murió. Y Jared vivió ciento sesenta y dos años, y engendró a Enoc. Y vivió Jared ochocientos años después de haber engendrado a Enoc, y engendró hijos e hijas. El total de los días de Jared fue de novecientos sesenta y dos años, y murió. Y Enoc vivió sesenta y cinco años, y engendró a Matusalén. Y Enoc anduvo con Dios trescientos años después de haber engendrado a Matusalén, y engendró hijos e hijas. El total de los días de Enoc fue de trescientos sesenta y cinco años. Y Enoc anduvo con Dios, y desapareció porque Dios se lo llevó. Y Matusalén vivió ciento ochenta y siete años, y engendró a Lamec. Y vivió Matusalén setecientos ochenta y dos años después de haber engendrado a Lamec, y engendró hijos e hijas. El total de los días de Matusalén fue de novecientos sesenta y nueve años, y murió. Y Lamec vivió ciento ochenta y dos años, y engendró un hijo. Y le puso por nombre Noé, diciendo: Este nos dará descanso de nuestra labor y del trabajo de nuestras manos, por {causa} de la tierra que el SEÑOR ha maldecido. Y vivió Lamec quinientos noventa y cinco años después de haber engendrado a Noé, y engendró hijos e hijas. El total de los días de Lamec fue de setecientos setenta y siete años, y murió. Y Noé tenía quinientos años, y engendró a Sem, a Cam y a Jafet.

Lucas 3:23-38

Y cuando comenzó {su ministerio}, Jesús mismo tenía unos treinta años, siendo, como se suponía, hijo de José, {quien era hijo} de Elí, {y Elí,} de Matat; {Matat,} de Leví; {Leví,} de Melqui; {Melqui,} de Jana; {Jana,} de José; {José,} de Matatías; {Matatías,} de Amós; {Amós,} de Nahúm; {Nahúm,} de Esli; {Esli,} de Nagai;Leer más.
{Nagai,} de Maat; {Maat,} de Matatías; {Matatías,} de Semei; {Semei,} de José; {José,} de Judá; {Judá,} de Joana; {Joana,} de Resa; {Resa,} de Zorobabel; {Zorobabel,} de Salatiel; {Salatiel,} de Neri; {Neri,} de Melqui; {Melqui,} de Adi; {Adi,} de Cosam; {Cosam,} de Elmodam; {Elmodam,} de Er; {Er,} de Josué; {Josué,} de Eliezer; {Eliezer,} de Jorim; {Jorim,} de Matat; {Matat,} de Leví; {Leví,} de Simeón; {Simeón,} de Judá; {Judá,} de José; {José,} de Jonán; {Jonán,} de Eliaquim; {Eliaquim,} de Melea; {Melea,} de Mainán; {Mainán,} de Matata; {Matata,} de Natán; {Natán,} de David; {David,} de Isaí; {Isaí,} de Obed; {Obed,} de Booz; {Booz,} de Salmón; {Salmón,} de Naasón; {Naasón,} de Aminadab; {Aminadab,} de Admín; {Admín,} de Aram; {Aram,} de Esrom; {Esrom,} de Fares; {Fares,} de Judá; {Judá,} de Jacob; {Jacob,} de Isaac; {Isaac,} de Abraham; {Abraham,} de Taré; {Taré,} de Nacor; {Nacor,} de Serug; {Serug,} de Ragau; {Ragau,} de Peleg; {Peleg,} de Heber; {Heber,} de Sala; {Sala,} de Cainán; {Cainán,} de Arfaxad; {Arfaxad,} de Sem; {Sem,} de Noé; {Noé,} de Lamec; {Lamec,} de Matusalén; {Matusalén,} de Enoc; {Enoc,} de Jared; {Jared,} de Mahalaleel; {Mahalaleel,} de Cainán; {Cainán,} de Enós; {Enós,} de Set; {Set,} de Adán; {y Adán,} de Dios.

Las citas Bíblicas son tomadas de La Biblia de las Américas © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso