Mirando fijamente a la gente

Versículos Más Relevantes

Génesis 24:21

Entretanto el hombre la observaba en silencio, para saber si el SEÑOR había dado éxito o no a su viaje.

1 Samuel 16:6

Y aconteció que cuando ellos entraron, vio a Eliab, y {se} dijo: Ciertamente el ungido del SEÑOR está delante de El.

Génesis 42:1

Viendo Jacob que había alimento en Egipto, dijo a sus hijos: ¿Por qué os estáis mirando?

Juan 13:22

Los discípulos se miraban unos a otros, y estaban perplejos {sin saber} de quién hablaba.

Lucas 22:56

Y una sirvienta, al verlo sentado junto a la lumbre, fijándose en él detenidamente, dijo: También éste estaba con El.

Éxodo 2:4

Y la hermana {del niño} se puso a lo lejos para ver qué le sucedería.

Hechos 3:4

Entonces Pedro, junto con Juan, fijando su vista en él, {le} dijo: ¡Míranos!

Salmos 22:17

Puedo contar todos mis huesos. Ellos me miran, me observan;

Hechos 3:12

Al ver {esto} Pedro, dijo al pueblo: Varones israelitas, ¿por qué os maravilláis de esto, o por qué nos miráis {así,} como si por nuestro propio poder o piedad le hubiéramos hecho andar?

Hechos 14:9

Este escuchaba hablar a Pablo, el cual, fijando la mirada en él, y viendo que tenía fe para ser sanado,

Hechos 23:1

Entonces Pablo, mirando fijamente al concilio, dijo: Hermanos, hasta este día yo he vivido delante de Dios con una conciencia perfectamente limpia.

Éxodo 33:8

Y sucedía que cuando Moisés salía a la tienda, todo el pueblo se levantaba y permanecía de pie, cada uno a la entrada de su tienda, y seguía con la vista a Moisés hasta que él entraba en la tienda.

Cantares 3:11

Salid, hijas de Sion, y contemplad al rey Salomón con la corona con la cual su madre lo coronó el día de sus bodas, el día de la alegría de su corazón.

Salmos 92:11

Mis ojos {satisfechos} han mirado a los que me acechaban, {y} oyen mis oídos de los malhechores que se levantan contra mí.

Job 6:28

Y ahora, tratad de mirarme y {ved} si miento en vuestra cara.

Proverbios 23:26

Dame, hijo mío, tu corazón, y que tus ojos se deleiten en mis caminos.

Cantares 6:13

Regresa, regresa, oh Sulamita; regresa, regresa, para que te contemplemos. ¿Por qué habéis de contemplar a la Sulamita, como en la danza de los dos coros?

Cantares 1:6

No os fijéis en que soy morena, porque el sol me ha quemado. Los hijos de mi madre se enojaron conmigo; me pusieron a guardar las viñas, {y} mi propia viña no guardé.

Cantares 6:5

Aparta de mí tus ojos, porque ellos me han confundido; tu cabellera es como rebaño de cabras que descienden de Galaad.

Las citas Bíblicas son tomadas de La Biblia de las Américas © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso