Parallel Verses

Biblia del Jubileo 2000 (Grátis)

Pero viendo el viento fuerte, tuvo miedo; y comenzándose a hundir, dio voces, diciendo: Señor, sálvame.

La Biblia de las Américas

Pero viendo la fuerza del viento tuvo miedo, y empezando a hundirse gritó, diciendo: ¡Señor, sálvame!

Reina Valera 1909

Mas viendo el viento fuerte, tuvo miedo; y comenzándose á hundir, dió voces, diciendo: Señor, sálvame.

La Nueva Biblia de los Hispanos

Pero viendo la fuerza del viento tuvo miedo, y empezando a hundirse gritó: `` ¡Señor, sálvame!"

Spanish: Sagradas Escrituras 1569

Pero viendo el viento fuerte, tuvo miedo; y comenzándose a hundir, dio voces, diciendo: Señor, sálvame.

Spanish: Reina Valera Gómez

Pero viendo el viento fuerte, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame!

New American Standard Bible

But seeing the wind, he became frightened, and beginning to sink, he cried out, “Lord, save me!”

Artículos

Referencias Cruzadas

2 Reyes 6:15

Y levantándose de mañana el que servía al varón de Dios, para salir, he aquí el ejército que tenía cercada la ciudad, con gente de a caballo y carros. Entonces su criado le dijo: ¡Ay, señor mío! ¿qué haremos?

Salmos 3:7

Levántate, SEÑOR; sálvame, Dios mío; porque tú heriste a todos mis enemigos en la quijada; los dientes de los malos quebraste.

Salmos 69:1-2

Sálvame, oh Dios, porque las aguas han entrado hasta el alma.

Salmos 107:27-30

Tiemblan, y titubean como borrachos, y toda su ciencia es perdida;

Salmos 116:3-4

Me rodearon los dolores de la muerte, me encontraron las angustias del Seol; angustia y dolor había yo hallado.

Lamentaciones 3:54-57

Tsade Aguas de avenida vinieron sobre mi cabeza; yo dije: muerto soy.

Jonás 2:2-7

Y dijo: Clamé de mi tribulación al SEÑOR, Y él me oyó; Del vientre del Seol clamé, Y mi voz oíste.

Mateo 8:24-25

Y he aquí, fue hecho en el mar un gran movimiento, que el barco se cubría de las ondas; mas él dormía.

Mateo 26:69-75

Y Pedro estaba sentado fuera en el patio; y se llegó a él una criada, diciendo: Y tú con Jesús el Galileo estabas.

Marcos 14:38

Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad es presto, mas la carne enferma.

Marcos 14:66-72

Y estando Pedro en el palacio abajo, vino una de las criadas del sumo sacerdote;

Lucas 22:54-61

Y prendiéndole le trajeron, y le metieron en casa del príncipe de los sacerdotes. Y Pedro le seguía de lejos.

Juan 18:25-27

Estaba pues Pedro en pie calentándose. Y le dijeron: ¿No eres tú de sus discípulos? El negó, y dijo: No soy.

2 Corintios 12:7-10

Y para que la grandeza de las revelaciones no me exalte descomedidamente, me es dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera.

2 Timoteo 4:16-17

En mi primera defensa ninguno me ayudó, antes me desampararon todos; no les sea imputado.

Public Domain

Biblia del Jubileo 2000 (Grátis) copyright

Las citas Bíblicas son tomadas de La Biblia de las Américas © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso

Las citas bíblicas son tomadas Nueva Biblia de los Hispanos © 2005 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso

Reina Valera Gómez (© 2010)

Sagradas Escrituras (1569)

New American Standard Bible Copyright ©1960, 1962, 1963, 1968, 1971, 1972, 1973, 1975, 1977, 1995 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif. All rights reserved. For Permission to Quote Information visit http://www.lockman.org