Contacto personal

Versículos Más Relevantes

2 Reyes 10:15

Cuando partió de allí, encontró a Jonadab, hijo de Recab, {que venía} a su encuentro, lo saludó y le dijo: ¿Es recto tu corazón como mi corazón es con el tuyo? Y Jonadab respondió: Lo es. {Y Jehú dijo:} Si lo es, da{me} la mano. Y le dio su mano y lo hizo subir al carro.

Mateo 9:25

Pero cuando habían echado fuera a la gente, El entró y la tomó de la mano; y la niña se levantó.

Marcos 9:27

Pero Jesús, tomándolo de la mano, lo levantó, y él se puso en pie.

Hechos 9:41

Y él le dio la mano y la levantó; y llamando a los santos y a las viudas, la presentó viva.

Mateo 5:13

Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se ha vuelto insípida, ¿con qué se hará salada {otra vez?} Ya para nada sirve, sino para ser echada fuera y pisoteada por los hombres.

Marcos 9:50

La sal es buena; pero si la sal se vuelve insípida, ¿con qué la sazonaréis? Tened sal en vosotros y estad en paz los unos con los otros.

Lucas 14:34

Por tanto, buena es la sal, pero si también la sal ha perdido su sabor, ¿con qué será sazonada?

1 Reyes 17:21

Entonces se tendió tres veces sobre el niño, clamó al SEÑOR y dijo: Oh SEÑOR, Dios mío, te ruego que el alma de este niño vuelva a él.

1 Reyes 17:22

El SEÑOR escuchó la voz de Elías, y el alma del niño volvió a él y revivió.

2 Reyes 4:34

Entonces subió y se acostó sobre el niño, y puso la boca sobre su boca, los ojos sobre sus ojos y las manos sobre sus manos, y se tendió sobre él; y la carne del niño entró en calor.

2 Reyes 4:35

Entonces {Eliseo} volvió y caminó por la casa de un lado para otro, y subió y se tendió sobre él; y el niño estornudó siete veces y abrió sus ojos.

Mateo 9:20-22

Y he aquí, una mujer que había estado sufriendo de flujo de sangre por doce años, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; pues decía para sí: Si tan sólo toco su manto, sanaré. Pero Jesús, volviéndose y viéndola, dijo: Hija, ten ánimo, tu fe te ha sanado. Y al instante la mujer quedó sana.

Mateo 14:34-36

Terminada la travesía, bajaron a tierra en Genesaret. Y cuando los hombres de aquel lugar reconocieron a Jesús, enviaron {a decirlo} por toda aquella comarca de alrededor y le trajeron todos los que tenían {algún} mal. Y le rogaban que les dejara tocar siquiera el borde de su manto; y todos los que {lo} tocaban quedaban curados.

Marcos 3:10

porque había sanado a muchos, de manera que todos los que tenían aflicciones se le echaban encima para tocarle.

Mateo 8:3

Y extendiendo {Jesús} la mano, lo tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante quedó limpio de su lepra.

Mateo 8:15

Le tocó la mano, y la fiebre la dejó; y ella se levantó y le servía.

Mateo 9:29

Entonces les tocó los ojos, diciendo: Hágase en vosotros según vuestra fe.

Mateo 9:30

Y se les abrieron los ojos. Y Jesús les advirtió rigurosamente, diciendo: Mirad que nadie {lo} sepa.

Mateo 17:7

Entonces se {les} acercó Jesús, y tocándolos, dijo: Levantaos y no temáis.

Mateo 20:34

Entonces Jesús, movido a compasión, tocó los ojos de ellos, y al instante recobraron la vista, y le siguieron.

Marcos 7:33

Entonces {Jesús,} tomándolo aparte de la multitud, a solas, le metió los dedos en los oídos, y escupiendo, le tocó la lengua {con la saliva;}

Marcos 7:35

Y al instante se abrieron sus oídos, y desapareció el impedimento de su lengua, y hablaba con claridad.

Lucas 22:51

Respondiendo Jesús, dijo: ¿Deteneos! Basta de esto. Y tocando la oreja {al siervo,} lo sanó.

Tesauro de la Biblia

Las citas Bíblicas son tomadas de La Biblia de las Américas © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso