Elogio

Versículos Más Relevantes

Salmos 145:4

Una generación alabará tus obras a {otra} generación, y anunciará tus hechos poderosos.

Mateo 26:10

Pero Jesús, dándose cuenta, les dijo: ¿Por qué molestáis a la mujer? Pues buena obra ha hecho conmigo.

Lucas 7:9

Al oír esto, Jesús se maravilló de él, y volviéndose, dijo a la multitud que le seguía: Os digo que ni aun en Israel he hallado una fe tan grande.

Mateo 15:28

Entonces, respondiendo Jesús, le dijo: Oh mujer, grande es tu fe; que te suceda como deseas. Y su hija quedó sana desde aquel momento.

Mateo 16:17-18

Y Jesús, respondiendo, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque {esto} no te {lo} reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

Lucas 21:3

y dijo: En verdad os digo, que esta viuda {tan} pobre echó más que todos {ellos;}

Hebreos 11:4

Por la fe Abel ofreció a Dios un mejor sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó el testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y por la fe, estando muerto, todavía habla.

Hebreos 11:5

Por la fe Enoc fue trasladado {al cielo} para que no viera muerte; Y NO FUE HALLADO PORQUE DIOS LO TRASLADO; porque antes de ser trasladado recibió testimonio de haber agradado a Dios.

Hebreos 11:1-2

Ahora bien, la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Porque por ella recibieron aprobación los antiguos.

Salmos 119:1

¿Cuán bienaventurados son los de camino perfecto, los que andan en la ley del SEÑOR!

Proverbios 16:20

El que pone atención a la palabra hallará el bien, y el que confía en el SEÑOR es bienaventurado.

Isaías 56:2

Cuán bienaventurado es el hombre que hace esto, y el hijo del hombre que a ello se aferra; que guarda el día de reposo sin profanarlo, y guarda su mano de hacer mal alguno.

Romanos 14:18

Porque el que de esta {manera} sirve a Cristo, es aceptable a Dios y aprobado por los hombres.

2 Corintios 8:18

Y junto con él hemos enviado al hermano cuya fama en {las cosas del} evangelio {se ha divulgado} por todas las iglesias;

Hebreos 11:39

Y todos éstos, habiendo obtenido aprobación por su fe, no recibieron la promesa,

Isaías 30:18

Por tanto, el SEÑOR espera para tener piedad de vosotros, y por eso se levantará para tener compasión de vosotros. Porque el SEÑOR es un Dios de justicia; ¿cuán bienaventurados son todos los que en El esperan!

Santiago 5:11

Mirad {que} tenemos por bienaventurados a los que sufrieron. Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el resultado del proceder del Señor, que el Señor es muy compasivo, y misericordioso.

1 Pedro 2:19-20

Porque esto {halla} gracia, si por causa de la conciencia ante Dios, alguno sobrelleva penalidades sufriendo injustamente. Pues ¿qué mérito hay, si cuando pecáis y sois tratados con severidad lo soportáis con paciencia? Pero si cuando hacéis lo bueno sufrís {por ello} y lo soportáis con paciencia, esto {halla} gracia con Dios.

2 Samuel 14:25

En todo Israel no había nadie tan bien parecido ni tan celebrado como Absalón; desde la planta de su pie hasta su coronilla no había defecto en él.

2 Corintios 10:18

Porque no es aprobado el que se alaba a sí mismo, sino aquel a quien el Señor alaba.

Génesis 12:15

Y la vieron los oficiales de Faraón, y la alabaron delante de él; y la mujer fue llevada a la casa de Faraón.

Génesis 49:8

A ti Judá, te alabarán tus hermanos; tu mano en la cerviz de tus enemigos; se inclinarán a ti los hijos de tu padre.

Nehemías 11:2

Y bendijo el pueblo a todos los hombres que se ofrecieron para habitar en Jerusalén.

Job 29:11

Porque el oído que oía me llamaba bienaventurado, y el ojo que veía daba testimonio de mí;

Proverbios 12:8

El hombre será alabado conforme a su discernimiento, pero el perverso de corazón será despreciado.

Proverbios 27:2

Que te alabe el extraño, y no tu boca; el forastero, y no tus labios.

Proverbios 28:4

Los que abandonan la ley alaban a los impíos, pero los que guardan la ley luchan contra ellos.

Proverbios 31:28

Sus hijos se levantan y la llaman bienaventurada, {también} su marido, y la alaba {diciendo:}

Daniel 10:11

Y me dijo: Daniel, hombre muy estimado, entiende las palabras que te voy a decir y ponte en pie, porque ahora he sido enviado a ti. Cuando él me dijo estas palabras, me puse en pie temblando.

Lucas 16:8

El señor elogió al mayordomo injusto porque había procedido con sagacidad, pues los hijos de este siglo son más sagaces en las relaciones con sus semejantes que los hijos de la luz.

Hechos 18:27

Cuando él quiso pasar a Acaya, los hermanos lo animaron, y escribieron a los discípulos que lo recibieran; y cuando llegó, ayudó mucho a los que por la gracia habían creído,

Romanos 2:28

Porque no es judío el que lo es exteriormente, ni la circuncisión es la externa, en la carne;

Romanos 13:3

Porque los gobernantes no son motivo de temor para los de buena conducta, sino para el que hace el mal. ¿Deseas, pues, no temer a la autoridad? Haz lo bueno y tendrás elogios de ella,

Romanos 16:1

Os recomiendo a nuestra hermana Febe, diaconisa de la iglesia en Cencrea;

1 Corintios 11:2

Os alabo porque en todo os acordáis de mí y guardáis las tradiciones con firmeza, tal como yo os las entregué.

2 Corintios 3:1

¿Comenzamos otra vez a recomendarnos a nosotros mismos? ¿O acaso necesitamos, como algunos, cartas de recomendación para vosotros o de parte de vosotros?

2 Corintios 12:11

Me he vuelto insensato; vosotros me obligasteis {a ello.} Pues yo debiera haber sido encomiado por vosotros, porque en ningún sentido fui inferior a los más eminentes apóstoles, aunque nada soy.

1 Tesalonicenses 2:6

ni buscando gloria de los hombres, ni de vosotros ni de otros, aunque como apóstoles de Cristo hubiéramos podido imponer nuestra autoridad.

2 Corintios 5:12

No nos recomendamos otra vez a vosotros, sino que os damos oportunidad de estar orgullosos de nosotros, para que tengáis {respuesta} para los que se jactan en las apariencias y no en el corazón.

2 Corintios 6:4-10

sino que en todo nos recomendamos a nosotros mismos como ministros de Dios, en mucha perseverancia, en aflicciones, en privaciones, en angustias, en azotes, en cárceles, en tumultos, en trabajos, en desvelos, en ayunos, en pureza, en conocimiento, en paciencia, en bondad, en el Espíritu Santo, en amor sincero,Leer más.
en la palabra de verdad, en el poder de Dios; por armas de justicia para la derecha y para la izquierda; en honra y en deshonra, en mala fama y en buena fama; como impostores, pero veraces; como desconocidos, pero bien conocidos; como moribundos, y he aquí, vivimos; como castigados, pero no condenados a muerte; como entristecidos, mas siempre gozosos; como pobres, pero enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, aunque poseyéndolo todo.

Las citas Bíblicas son tomadas de La Biblia de las Américas © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso