Tesoros espirituales

Versículos Más Relevantes

2 Corintios 4:7

Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la extraordinaria grandeza del poder sea de Dios y no de nosotros.

Mateo 6:20

sino acumulaos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni la herrumbre destruyen, y donde ladrones no penetran ni roban;

Mateo 13:44

El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en el campo, que al encontrarlo un hombre, {lo vuelve} a esconder, y de alegría por ello, va, vende todo lo que tiene y compra aquel campo.

Lucas 12:23

Porque la vida es más que el alimento, y el cuerpo más que la ropa.

1 Timoteo 6:19

acumulando para sí el tesoro de un buen fundamento para el futuro, para que puedan echar mano de lo que en verdad es vida.

Colosenses 2:2-3

para que sean alentados sus corazones, y unidos en amor, {alcancen} todas las riquezas que {proceden} de una plena seguridad de comprensión, {resultando} en un verdadero conocimiento del misterio de Dios, {es decir,} de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

Job 28:12-19

Mas la sabiduría, ¿dónde se hallará? ¿Y dónde está el lugar de la inteligencia? No conoce el hombre su valor, ni se halla en la tierra de los vivientes. El abismo dice: ``No está en mí"; y el mar dice: ``No está conmigo."Leer más.
No se puede dar oro puro por ella, ni peso de plata por su precio. No puede evaluarse con oro de Ofir, ni con ónice precioso, ni con zafiro. No la pueden igualar ni el oro ni el vidrio, ni se puede cambiar por artículos de oro puro. Coral y cristal ni se mencionen; la adquisición de la sabiduría es mejor que las perlas. El topacio de Etiopía no puede igualarla, ni con oro puro se puede evaluar.

Proverbios 3:13-15

Bienaventurado el hombre que halla sabiduría y el hombre que adquiere entendimiento; porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata, y sus utilidades {mejor} que el oro fino. Es más preciosa que las joyas, y nada de lo que deseas se compara con ella.

Proverbios 8:10-11

Recibid mi instrucción y no la plata, y conocimiento antes que el oro escogido; porque mejor es la sabiduría que las joyas, y todas las cosas deseables no pueden compararse con ella.

Proverbios 24:3-4

Con sabiduría se edifica una casa, y con prudencia se afianza; con conocimiento se llenan las cámaras de todo bien preciado y deseable.

Job 23:12

Del mandamiento de sus labios no me he apartado, he atesorado las palabras de su boca más que mi comida.

Salmos 19:9-10

El temor del SEÑOR es limpio, que permanece para siempre; los juicios del SEÑOR son verdaderos, todos ellos justos; deseables más que el oro; sí, {más} que mucho oro fino, más dulces que la miel y que el destilar del panal.

Salmos 119:72-127

Mejor es para mí la ley de tu boca que millares {de piezas} de oro y de plata. Tus manos me hicieron y me formaron; dame entendimiento para que aprenda tus mandamientos. Que los que te temen, me vean y se alegren, porque espero {en} tu palabra.Leer más.
Yo sé, SEÑOR, que tus juicios son justos, y que en tu fidelidad me has afligido. Sea ahora tu misericordia para consuelo mío, conforme a tu promesa {dada} a tu siervo. Venga a mí tu compasión, para que viva, porque tu ley es mi deleite. Sean avergonzados los soberbios, porque me agravian con mentira; {pero} yo en tus preceptos meditaré. Vuélvanse a mí los que te temen y conocen tus testimonios. Sea íntegro mi corazón en tus estatutos, para que no sea yo avergonzado. Mi alma desfallece por tu salvación; en tu palabra espero. Mis ojos desfallecen {esperando} tu palabra, mientras digo: ¿Cuándo me consolarás? Aunque he llegado a ser como odre al humo, no me olvido de tus estatutos. ¿Cuántos son los días de tu siervo? ¿Cuándo harás juicio contra mis perseguidores? Fosas me han cavado los soberbios, los que no están de acuerdo con tu ley. Todos tus mandamientos son fieles; con mentira me han perseguido; ¡ayúdame! Casi me destruyen en la tierra, mas yo no abandoné tus preceptos. Vivifícame conforme a tu misericordia, para que guarde el testimonio de tu boca. Para siempre, oh SEÑOR, tu palabra está firme en los cielos. Tu fidelidad {permanece} por todas las generaciones; tú estableciste la tierra, y ella permanece. Por tus ordenanzas permanecen hasta hoy, pues todas las cosas te sirven. Si tu ley no hubiera sido mi deleite, entonces habría perecido en mi aflicción. Jamás me olvidaré de tus preceptos, porque por ellos me has vivificado. Tuyo soy, {Señor,} sálvame, pues tus preceptos he buscado. Los impíos me esperan para destruirme; tus testimonios consideraré. He visto un límite a toda perfección; tu mandamiento es sumamente amplio. ¿Cuánto amo tu ley! Todo el día es ella mi meditación. Tus mandamientos me hacen más sabio que mis enemigos, porque son míos para siempre. Tengo más discernimiento que todos mis maestros, porque tus testimonios son mi meditación. Entiendo más que los ancianos, porque tus preceptos he guardado. De todo mal camino he refrenado mis pies, para guardar tu palabra. No me he desviado de tus ordenanzas, porque tú me has enseñado. ¿Cuán dulces son a mi paladar tus palabras!, {más} que la miel a mi boca. De tus preceptos recibo entendimiento, por tanto aborrezco todo camino de mentira. Lámpara es a mis pies tu palabra, y luz para mi camino. He jurado, y lo confirmaré, que guardaré tus justas ordenanzas. Estoy profundamente afligido; SEÑOR, vivifícame conforme a tu palabra. Te ruego aceptes las ofrendas voluntarias de mi boca, oh SEÑOR, y enséñame tus ordenanzas. En peligro continuo está mi vida, con todo, no me olvido de tu ley. Los impíos me han tendido lazo, pero no me he desviado de tus preceptos. Tus testimonios he tomado como herencia para siempre, porque son el gozo de mi corazón. He inclinado mi corazón para cumplir tus estatutos por siempre, {y} hasta el fin. Aborrezco a los hipócritas, empero amo tu ley. Tú eres mi escondedero y mi escudo; en tu palabra espero. Apartaos de mí, malhechores, para que guarde yo los mandamientos de mi Dios. Sostenme conforme a tu promesa, para que viva, y no dejes que me avergüence de mi esperanza. Sostenme, para estar seguro, y que continuamente preste atención a tus estatutos. Has rechazado a todos los que se desvían de tus estatutos, porque su engaño es en vano. {Como} escoria has quitado de la tierra a todos los impíos, por tanto amo tus testimonios. Mi carne se estremece por temor a ti, y de tus juicios tengo miedo. He practicado el juicio y la justicia; no me abandones a mis opresores. Sé fiador de tu siervo para bien; que no me opriman los soberbios. Desfallecen mis ojos por tu salvación, y por la promesa de tu justicia. Haz con tu siervo según tu misericordia, y enséñame tus estatutos. Yo soy tu siervo, dame entendimiento para que conozca tus testimonios. Es tiempo de que actúe el SEÑOR, {porque} han quebrantado tu ley. Por tanto, amo tus mandamientos más que el oro, sí, más que el oro fino.

Hebreos 11:26

considerando como mayores riquezas el oprobio de Cristo que los tesoros de Egipto; porque tenía la mirada puesta en la recompensa.

Job 22:23-25

Si vuelves al Todopoderoso, serás restaurado. Si alejas de tu tienda la injusticia, y pones {tu} oro en el polvo, y {el oro de} Ofir entre las piedras de los arroyos, el Todopoderoso será para ti tu oro y {tu} plata escogida.

Mateo 13:44-46

El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en el campo, que al encontrarlo un hombre, {lo vuelve} a esconder, y de alegría por ello, va, vende todo lo que tiene y compra aquel campo. El reino de los cielos también es semejante a un mercader que busca perlas finas, y al encontrar una perla de gran valor, fue y vendió todo lo que tenía y la compró.

Las citas Bíblicas son tomadas de La Biblia de las Américas © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso