309 casos en 6 traducciones

'Juicio' en la Biblia

Haya acorneado hijo, o haya acorneado hija, conforme a este juicio se hará con él.

Harás asimismo el pectoral del juicio de primorosa obra, le has de hacer conforme a la obra del efod, de oro, y cárdeno, y púrpura, y carmesí, y lino torcido.

Y llevará Aarón los nombres de los hijos de Israel en el pectoral del juicio sobre su corazón, cuando entrare en el santuario, en memoria delante del SEÑOR continuamente.

Y pondrás en el pectoral del juicio Urim y Tumim, para que estén sobre el corazón de Aarón cuando entrare delante del SEÑOR; y llevará siempre Aarón el juicio de los hijos de Israel sobre su corazón delante del SEÑOR.

Y él estará delante de Eleazar el sacerdote, y a él preguntará por el juicio del Urim delante del SEÑOR; por el dicho de él saldrán, y por el dicho de él entrarán, él, y todos los hijos de Israel con él, y toda la congregación.

Y os serán aquellas ciudades por acogimiento del pariente, y no morirá el homicida hasta que esté á juicio delante de la congregación.

No tengáis respeto de personas en el juicio; así al pequeño como al grande oiréis; no tendréis temor de ninguno, porque el juicio es de Dios; y la causa que os fuere difícil, la traeréis a mí, y yo la oiré.

Jueces y alcaldes pondrás en todas las puertas de tus ciudades que el SEÑOR tu Dios te dará en tus tribus, los cuales juzgarán al pueblo con juicio de justicia.

Cuando alguna cosa te fuere difícil en el juicio entre sangre y sangre, entre causa y causa, y entre llaga y llaga, en negocios de rencillas en tus ciudades; entonces te levantarás y subirás al lugar que el SEÑOR tu Dios escogiere;

y vendrás a los sacerdotes levitas, y al juez que fuere en aquellos días, y preguntarás; y te enseñarán la palabra del juicio.

Según la palabra de la ley, que ellos te enseñaren, y según el juicio que te dijeren, harás: no te apartarás ni a diestra ni a siniestra de la palabra que te enseñaren.

si amolare el resplandor de mi espada, y mi mano arrebatare el juicio, yo volveré la venganza a mis enemigos, y daré el pago a los que me aborrecen.

Y quedará en aquella ciudad hasta que comparezca en juicio delante de la congregación y hasta la muerte del sumo sacerdote que fuere en aquel tiempo; entonces el homicida podrá volver a su ciudad y a su casa y a la ciudad de donde huyó.

La cual Débora habitaba debajo de una palma entre Ramá y Bet-el, en el monte de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a juicio.

Vosotros los que cabalgáis en asnas blancas, los que presidís en juicio, y vosotros los que andáis por el camino, hablad.

Y se levantaba Absalón de mañana, y se ponía a un lado del camino de la puerta; y a cualquiera que tenía pleito y venía al rey a juicio, Absalón le llamaba a sí, y le decía: ¿De qué ciudad eres? Y él respondía: Tu siervo es de una de las tribus de Israel.

Y de esta manera hacía con todo Israel que venía al rey a juicio; y así robaba Absalón el corazón de los de Israel.

Y le dijo Dios: Porque has demandado esto, y no pediste para ti muchos días, ni pediste para ti riquezas, ni pediste la vida de tus enemigos, mas demandaste para ti entendimiento para oír juicio;

Y todo Israel oyó aquel juicio que había juzgado el rey; y temieron al rey, porque vieron que había en él sabiduría de Dios para juzgar.

Hizo asimismo el portal del trono en que había de juzgar, que es el portal del juicio, y lo vistió de cedro de un lado del suelo al otro.

tú oirás en los cielos su oración y su súplica, y harás su juicio.

Y que éstas mis palabras con que he orado delante del SEÑOR estén cerca del SEÑOR nuestro Dios de día y de noche, para que él haga el juicio de su siervo, y de su pueblo Israel, cómo y cuándo la necesidad lo demandare;

Entonces dijeron ellos al rey de Asiria: Los gentiles que tú traspasaste y pusiste en las ciudades de Samaria, no saben el juicio del Dios de aquella tierra, y él ha echado leones en ellos, y he aquí los matan, porque no saben el juicio del Dios de la tierra.

Y el rey de Asiria mandó, diciendo: Llevad allí a alguno de los sacerdotes que trajisteis de allá; y vayan, y habiten allí, y les enseñen el juicio del Dios de la tierra.

Y reinó David sobre todo Israel, y hacía juicio y justicia a todo su pueblo.

tú oirás desde los cielos su oración y su ruego, y harás su juicio.

tú oirás desde los cielos, desde la morada de su habitación, su oración y su ruego, y harás su juicio, y perdonarás a tu pueblo que pecó contra ti.

El SEÑOR tu Dios sea bendito, el cual se ha agradado en ti para ponerte sobre su trono por rey del SEÑOR tu Dios; por cuanto tu Dios ha amado a Israel para afirmarlo perpetuamente, y te puso por rey sobre ellos para que hagas juicio y justicia.

Y dijo a los jueces: Mirad lo que hacéis; para que no juzguéis en lugar de hombre, sino en lugar del SEÑOR, el cual está con vosotros en la palabra del juicio.

Y puso también Josafat en Jerusalén algunos de los levitas y sacerdotes, y de las cabezas de los padres de Israel, para el juicio del SEÑOR y para las causas. Y volvieron a Jerusalén.

Si mal viniere sobre nosotros, o espada de juicio, o pestilencia, o hambre, nos presentaremos delante de esta Casa, y delante de ti (porque tu Nombre está en esta Casa), y de nuestras tribulaciones clamaremos a ti, y tú nos oirás y salvarás.

Y fue que, haciendo juicio Jehú con la casa de Acab, halló a los príncipes de Judá, y a los hijos de los hermanos de Ocozías, que servían a Ocozías, y los mató.

Ciertamente, el ejército de los arameos vino con pocos hombres; sin embargo, el SEÑOR entregó a un ejército muy grande en sus manos, porque habían abandonado al SEÑOR, Dios de sus padres. Así ejecutaron juicio contra Joás.

Después de él restauró Malquías hijo del refinador, hasta la casa de los netineos y de los tratantes, enfrente de la puerta del Juicio, y hasta la sala de la esquina.

Si habláramos de su potencia, fuerte por cierto es; si de su juicio, ¿quién me emplazará?

Porque no es hombre como yo, para que yo le responda, y vengamos juntamente a juicio.

He aquí ahora, si yo me apercibiere a juicio, sé que seré justificado.

¿Y sobre éste abres tus ojos, y me traes a juicio contigo?

Temed vosotros delante de la espada; porque sobreviene el furor de la espada a causa de las iniquidades, para que sepáis que hay un juicio.

¿Por ventura te reprenderá acaso, o vendrá contigo a juicio porque te teme?

Ordenaría juicio delante de él, y llenaría mi boca de argumentos.

Cuando salía a la puerta a juicio, y en la plaza hacía aparejar mi silla,

Me vestía de justicia, y ella me cubría como un manto; y mi diadema era juicio.

eso también hubiera sido iniquidad {que merecía} juicio, porque habría negado al Dios de lo alto.

Por eso yo también responderé mi parte, También yo declararé mi juicio.

Escojamos para nosotros el juicio, conozcamos entre nosotros cuál sea lo bueno;

En mi juicio fue mentiroso, mi saeta es gravosa sin haber yo prevaricado.

Ciertamente, Dios no obrará perversamente, y el Todopoderoso no pervertirá el juicio.

¿Por ventura se enseñoreará el que aborrece el juicio? ¿Y condenarás tú al poderoso siendo justo?

No carga pues él al hombre más de lo justo, para que vaya con Dios a juicio.

Aunque más digas, no lo mirará; haz juicio delante de él, y espera en él.

Mas tú has llenado el juicio del impío, contra la justicia y el juicio que lo sustentan todo.

El es Todopoderoso, al cual no alcanzamos; grande en potencia, y en juicio, y en multitud de justicia no aflige.

¿Por ventura invalidarás tú también mi juicio? ¿Me condenarás a mí, para justificarte a ti?

Por tanto no se levantarán los malos en el juicio; ni los pecadores en la congregación de los justos.

Levántate, oh SEÑOR, con tu furor; álzate a causa de las iras de mis angustiadores, y despierta en favor mío el juicio que mandaste.

Porque has hecho mi juicio y mi causa; te has sentado en silla juzgando justicia.

El SEÑOR fue conocido en el juicio que hizo; en la obra de sus manos fue enlazado el malo. (Meditación para siempre. Selah.)

De delante de tu rostro salga mi juicio; vean tus ojos la rectitud.

Recuerda y despierta para mi juicio, para mi causa, Dios mío y Señor mío.

Pe La boca del justo hablará sabiduría; y su lengua proferirá juicio.

Contra ti, contra ti solo he pecado, y he hecho lo malo delante de tus ojos; para que seas reconocido justo en tu palabra, y puro en tu juicio.

Cuando te levantaste, oh Dios, al juicio, para salvar a todos los mansos de la tierra. (Selah.)

Justicia y juicio son la morada de tu trono; misericordia y verdad van delante de tu rostro.

sino que el juicio será vuelto a justicia, y en pos de ella irán todos los rectos de corazón.

Y la fortaleza del Rey, que ama el juicio; tú confirmas la rectitud; tú has hecho en Jacob juicio y justicia.

Entonces se levantó Phinees, é hizo juicio; Y se detuvo la plaga.

Mem Las obras de sus manos son verdad y juicio, Nun fieles son todos sus mandamientos;

Y no quites de mi boca en ningún tiempo la palabra de verdad; porque a tu juicio espero.

¿Cuántos son los días de tu siervo? ¿Cuándo harás juicio contra los que me persiguen?

AYIN Juicio y justicia he hecho; no me dejes a mis opresores.

Oye mi voz conforme a tu misericordia, oh SEÑOR; vivifícame conforme a tu juicio.

El principio de tu palabra es la misma verdad; y eterno es todo juicio de tu justicia.

para ejecutar en ellos el juicio escrito; gloria será esto para todos sus misericordiosos. Alelu-JAH.

Entonces entenderás justicia, juicio, y equidad, y todo buen camino.

Por vereda de justicia guiaré, por en medio de veredas de juicio;

En el barbecho de los pobres hay mucho pan; mas se pierde por falta de juicio.

Public Domain

Biblia del Jubileo 2000 (Grátis) copyright

Las citas Bíblicas son tomadas de La Biblia de las Américas © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso