205 casos

'Ángel' en la Biblia

El ángel del SEÑOR la encontró junto a una fuente de agua en el desierto, junto a la fuente en el camino de Shur,

``Vuelve a tu señora y sométete a su autoridad," le dijo el ángel del SEÑOR.

El ángel del SEÑOR añadió: ``Multiplicaré de tal manera tu descendencia que no se podrá contar por su multitud."

El ángel del SEÑOR le dijo además: ``Has concebido Y darás a luz un hijo; Y le llamarás Ismael, Porque el SEÑOR ha oído tu aflicción.

Dios oyó la voz del muchacho {que lloraba}; y el ángel de Dios llamó a Agar desde el cielo, y le dijo: `` ¿Qué tienes, Agar? No temas, porque Dios ha oído la voz del muchacho en donde está.

Pero el ángel del SEÑOR lo llamó desde el cielo y dijo: `` ¡Abraham, Abraham!" Y él respondió: ``Aquí estoy."

Y {el ángel} dijo: ``No extiendas tu mano contra el muchacho, ni le hagas nada. Porque ahora sé que temes (reverencias) a Dios, ya que no Me has rehusado tu hijo, tu único."

El ángel del SEÑOR llamó a Abraham por segunda vez desde el cielo,

``El SEÑOR, Dios de los cielos, que me tomó de la casa de mi padre y de la tierra donde nací, y que me habló y me juró, diciendo: `A tu descendencia daré esta tierra,' El mandará Su ángel delante de ti, y tomarás de allí mujer para mi hijo.

"Y él me respondió: `El SEÑOR, delante de quien he andado, enviará Su ángel contigo para dar éxito a tu viaje, y tomarás mujer para mi hijo de entre mis parientes y de la casa de mi padre.

"Entonces el ángel de Dios me dijo en el sueño: `Jacob'; y yo respondí: `Aquí estoy.'

El ángel que me ha rescatado de todo mal, Bendiga a estos muchachos; Y viva en ellos mi nombre, Y el nombre de mis padres Abraham e Isaac; Y crezcan para {ser} multitud en medio de la tierra."

Y el ángel del SEÑOR se le apareció en una llama de fuego, en medio de una zarza. Al fijarse Moisés, vio que la zarza ardía en fuego, pero la zarza no se consumía.

"Pues el SEÑOR pasará para herir a los Egipcios. Cuando vea la sangre en el dintel y en los dos postes de la puerta, el SEÑOR pasará de largo aquella puerta, y no permitirá que el {ángel} destructor entre en sus casas para herir{los}.

El ángel de Dios que había ido delante del campamento de Israel, se apartó, e iba detrás de ellos. La columna de nube que había ido delante de ellos, se apartó, y se les puso detrás,

``Pues Mi ángel irá delante de ti y te llevará a {la tierra del} Amorreo, del Hitita, del Ferezeo, del Cananeo, del Heveo y del Jebuseo; y los destruiré por completo.

"Pero ahora ve, conduce al pueblo adonde te he dicho. Mi ángel irá delante de ti. Pero el día que Yo los visite, los castigaré por su pecado."

"Enviaré un ángel delante de ti, y echaré fuera a los Cananeos, a los Amorreos, a los Hititas, a los Ferezeos, a los Heveos y a los Jebuseos.

`Pero cuando clamamos al SEÑOR, El oyó nuestra voz y envió un ángel y nos sacó de Egipto. Ahora estamos en Cades, un pueblo de la frontera de tu territorio.

Pero Dios se enojó porque él iba, y el ángel del SEÑOR se puso en el camino como un adversario contra él. Y {Balaam} iba montado sobre su asna, y sus dos sirvientes con él.

Cuando el asna vio al ángel del SEÑOR de pie en el camino con la espada desenvainada en la mano, el asna se salió del camino y se fue por medio del campo; pero Balaam golpeó el asna para hacerla volver al camino.

Entonces el ángel del SEÑOR se puso en una senda estrecha de los viñedos, {con} una pared a un lado y otra pared al otro lado.

Al ver el asna al ángel del SEÑOR, se pegó contra la pared y presionó el pie de Balaam contra la pared; entonces él la golpeó otra vez.

El ángel del SEÑOR se fue más lejos, y se puso en un sitio estrecho donde no había manera de volverse ni a la derecha ni a la izquierda.

Entonces el SEÑOR abrió los ojos de Balaam, y él vio al ángel del SEÑOR de pie en el camino, con la espada desenvainada en su mano, e inclinándose, se postró rostro en tierra;

y el ángel del SEÑOR le dijo: `` ¿Por qué has golpeado a tu asna estas tres veces? Mira, yo he salido como adversario, porque tu camino me era contrario;

Y Balaam dijo al ángel del SEÑOR: ``He pecado, pues no sabía que tú estabas en el camino para enfrentarte a mí. Pero ahora, si te desagrada, me volveré."

El ángel del SEÑOR respondió a Balaam: ``Ve con los hombres, pero hablarás sólo la palabra que yo te diga." Y Balaam se fue con los jefes de Balac.

El ángel del SEÑOR subió de Gilgal a Boquim y dijo {a los Israelitas}: ``Yo los saqué a ustedes de Egipto y los conduje a la tierra que había prometido a sus padres y les dije: `Jamás quebrantaré Mi pacto con ustedes,

Cuando el ángel del SEÑOR habló estas palabras a todos los Israelitas, el pueblo alzó su voz y lloró.

`Maldigan a Meroz,' dijo el ángel del SEÑOR, `maldigan, maldigan a sus moradores; Porque no vinieron en ayuda del SEÑOR, En ayuda del SEÑOR contra los guerreros.'

Entonces vino el ángel del SEÑOR y se sentó debajo de la encina que {estaba} en Ofra, la cual pertenecía a Joás de Abiezer. Y su hijo Gedeón estaba sacudiendo el trigo en el lagar, para esconderlo de los Madianitas.

Y el ángel del SEÑOR se le apareció, y le dijo: ``El SEÑOR está contigo, valiente guerrero."

Y Gedeón entró y preparó un cabrito y pan sin levadura con un efa de harina (22 litros). Puso la carne en una cesta y el caldo en un caldero, y {los} llevó y {se los} presentó al ángel debajo de la encina.

Y el ángel de Dios le dijo: ``Toma la carne y el pan sin levadura, ponlos sobre esta peña y derrama el caldo." Y así lo hizo Gedeón.

Entonces el ángel del SEÑOR extendió la punta de la vara que estaba en su mano y tocó la carne y el pan sin levadura. Y subió fuego de la roca que consumió la carne y el pan sin levadura. Y el ángel del SEÑOR desapareció de su vista.

Al ver Gedeón que era el ángel del SEÑOR, dijo: `` ¡Ay de mí, Señor DIOS! Porque ahora he visto al ángel del SEÑOR cara a cara."

Entonces el ángel del SEÑOR se le apareció a la mujer, y le dijo: ``Tú eres estéril y no has tenido hijos, pero vas a concebir y a dar a luz un hijo.

La mujer fue y se lo dijo a su marido: ``Un hombre de Dios vino a mí, y su aspecto era como el aspecto del ángel de Dios, muy imponente. Yo no le pregunté de dónde {venía,} ni él me hizo saber su nombre.

Dios escuchó la voz de Manoa. Y el ángel de Dios vino otra vez a la mujer cuando estaba sentada en el campo; pero Manoa su marido no estaba con ella.

Y el ángel del SEÑOR contestó a Manoa: ``Que la mujer atienda a todo lo que {le} dije.

Entonces Manoa dijo al ángel del SEÑOR: ``Permítenos detenerte y prepararte un cabrito."

Y el ángel del SEÑOR respondió a Manoa: ``Aunque me detengas, no comeré de tu alimento, pero si preparas un holocausto, ofrécelo al SEÑOR." Y Manoa no sabía que era el ángel del SEÑOR.

Y Manoa dijo al ángel del SEÑOR: `` ¿Cuál es tu nombre, para que cuando se cumplan tus palabras, te honremos?"

El ángel del SEÑOR le respondió: `` ¿Por qué preguntas mi nombre, viendo que es maravilloso (incomprensible)?"

Entonces Manoa tomó el cabrito con la ofrenda de cereal y los ofreció sobre una piedra al SEÑOR, y {el ángel} hizo maravillas mientras que Manoa y su mujer observaban.

Pues sucedió que cuando la llama subía del altar hacia el cielo, el ángel del SEÑOR ascendió en la llama del altar. Al ver {esto,} Manoa y su mujer cayeron rostro en tierra.

El ángel del SEÑOR no se volvió a aparecer a Manoa ni a su mujer. Entonces Manoa supo que era el ángel del SEÑOR.

Aquis respondió a David: ``Yo sé que eres grato a mis ojos como un ángel de Dios; sin embargo, los comandantes de los Filisteos han dicho: `El no debe subir con nosotros a la batalla.'

"Se dijo además su sierva: `Sea de consuelo la palabra de mi señor el rey, pues como el ángel de Dios, así es mi señor el rey para discernir el bien y el mal. ¡Que el SEÑOR su Dios sea con usted!'"

su siervo Joab ha hecho esto con el fin de cambiar el aspecto de las cosas. Pero mi señor es sabio, como {con} la sabiduría del ángel de Dios, para saber todo lo que hay en la tierra."

"Además, ha calumniado a su siervo ante mi señor el rey; pero mi señor el rey es como el ángel de Dios; haga, pues, lo que le parezca bien.

Cuando el ángel extendió su mano hacia Jerusalén para destruirla, el SEÑOR se arrepintió del mal, y dijo al ángel que destruía al pueblo: `` ¡Basta! ¡Detén ahora tu mano!" Y el ángel del SEÑOR estaba junto a la era de Arauna el Jebuseo.

Entonces David habló al SEÑOR, cuando vio al ángel que hería al pueblo, y dijo: ``Yo soy el que ha pecado, y yo soy el que ha hecho mal; pero estas ovejas, ¿qué han hecho? Te ruego que Tu mano caiga sobre mí y sobre la casa de mi padre."

Y {el otro} le respondió: ``Yo también soy profeta como tú, y un ángel me habló por palabra del SEÑOR, diciendo: `Tráelo contigo a tu casa, para que coma pan y beba agua.'" {Pero} le estaba mintiendo.

Y acostándose bajo el arbusto, se durmió; pero un ángel lo tocó y le dijo: ``Levántate, come."

El ángel del SEÑOR volvió por segunda vez, lo tocó y {le} dijo: ``Levántate, come, porque es muy largo el camino para ti."

Pero el ángel del SEÑOR dijo a Elías el Tisbita: ``Levántate, sube al encuentro de los mensajeros del rey de Samaria y diles: ` ¿Acaso no hay Dios en Israel para que ustedes vayan a consultar a Baal Zebub, dios de Ecrón?'

Entonces el ángel del SEÑOR dijo a Elías: ``Desciende con él {y} no le tengas miedo." Se levantó Elías y descendió con él a ver al rey,

Aconteció que aquella misma noche salió el ángel del SEÑOR e hirió a 185,000 en el campamento de los Asirios. Cuando {los demás} se levantaron por la mañana, vieron que todos eran cadáveres.

tres años de hambre, o tres meses de derrota delante de tus adversarios mientras {te} alcanza la espada de tus enemigos, o tres días de la espada del SEÑOR, esto es, la pestilencia en la tierra y el ángel del SEÑOR haciendo estragos por todo el territorio de Israel.' Ahora pues, considera qué respuesta he de llevar al que Me envió."

Después Dios envió un ángel a Jerusalén para destruirla; pero cuando estaba a punto de destruir{la,} el SEÑOR miró y sintió pesar por la calamidad, y dijo al ángel destructor: ``Basta, detén ahora tu mano." Y el ángel del SEÑOR estaba junto a la era de Ornán el Jebuseo.

David alzó sus ojos y vio al ángel del SEÑOR que estaba entre la tierra y el cielo, con una espada desenvainada en su mano, extendida sobre Jerusalén. Entonces David y los ancianos, vestidos de cilicio, cayeron sobre sus rostros.

Luego el ángel del SEÑOR ordenó a Gad que dijera a David que subiera y edificara un altar al SEÑOR en la era de Ornán el Jebuseo.

Y volviéndose Ornán, vio al ángel, pero sus cuatro hijos {que estaban} con él se escondieron. Y Ornán estaba trillando trigo.

Y el SEÑOR ordenó al ángel, y éste volvió su espada a la vaina.

Pero David no pudo ir {allá,} delante del altar, para consultar a Dios, porque estaba aterrado a causa de la espada del ángel del SEÑOR.

El SEÑOR envió un ángel que destruyó a todo guerrero valiente, comandante y capitán en el campamento del rey de Asiria. Así regresó avergonzado a su propia tierra. Y cuando entró al templo de su dios, algunos de sus propios hijos lo mataron allí a espada.

Si hay un ángel {que sea} su mediador, Uno entre mil, Para declarar al hombre lo que es bueno para él,

Sean como paja delante del viento, Con el ángel del SEÑOR acosándo{los.}

Sea su camino tenebroso y resbaladizo, Con el ángel del SEÑOR persiguiéndolos.

Y salió el ángel del SEÑOR e hirió a 185,000 en el campamento de los Asirios. Cuando {los demás} se levantaron por la mañana, vieron que todos eran cadáveres.

Entonces Nabucodonosor dijo: ``Bendito sea el Dios de Sadrac, Mesac y Abed Nego que ha enviado a Su ángel y ha librado a Sus siervos que, confiando en El, desobedecieron la orden del rey y entregaron sus cuerpos antes de servir y adorar a ningún {otro} dios excepto a su Dios.

Sí, luchó con el ángel y prevaleció, Lloró y Le pidió Su ayuda; En Betel (Casa de Dios) Lo encontró, Y allí El habló con nosotros,

Entonces dije: `` ¿Quiénes son éstos, señor mío?" Y el ángel que hablaba conmigo me dijo: ``Te mostraré quienes son éstos."

Y ellos respondieron al ángel del SEÑOR que estaba entre los mirtos y dijeron: ``Hemos recorrido la tierra, y toda la tierra está en paz y tranquila."

Entonces el ángel del SEÑOR respondió: ``Oh SEÑOR de los ejércitos, ¿hasta cuándo seguirás sin compadecerte de Jerusalén y de las ciudades de Judá, contra las cuales has estado indignado estos setenta años?"

Y el SEÑOR respondió al ángel que hablaba conmigo palabras buenas, palabras consoladoras.

Y el ángel que hablaba conmigo me dijo: ``Proclama, diciendo: `Así dice el SEÑOR de los ejércitos: ``Estoy celoso en gran manera por Jerusalén y por Sion.

Y dije al ángel que hablaba conmigo: `` ¿Qué son éstos?" ``Estos son los cuernos que dispersaron a Judá, a Israel y a Jerusalén," me respondió.

Cuando el ángel que hablaba conmigo se iba, otro ángel le salió al encuentro,

Entonces me mostró al sumo sacerdote Josué, que estaba delante del ángel del SEÑOR; y Satanás (el adversario) estaba a su derecha para acusarlo.

Y el ángel del SEÑOR dijo a Satanás: ``El SEÑOR te reprenda, Satanás. Repréndate el SEÑOR que ha escogido a Jerusalén. ¿No es éste un tizón arrebatado del fuego?"

Josué estaba vestido de ropas sucias, en pie delante del ángel.

Después dijo: ``Que le pongan un turbante limpio en la cabeza." Y le pusieron un turbante limpio en la cabeza y le vistieron con ropas {de gala}; y el ángel del SEÑOR estaba allí.

Entonces el ángel del SEÑOR amonestó a Josué, diciendo:

Entonces el ángel que hablaba conmigo volvió, y me despertó como a un hombre que es despertado de su sueño.

Continué, y dije al ángel que hablaba conmigo: `` ¿Qué es esto señor mío?"

Respondió el ángel que hablaba conmigo, y me dijo: `` ¿No sabes qué es esto?" ``No, señor mío," respondí.

Y {el ángel} me dijo: `` ¿Qué ves?" Y respondí: ``Veo un rollo que vuela; su longitud es de 9 metros (20 codos) y su anchura de 4.5 metros."

Entonces el ángel que hablaba conmigo, salió y me dijo: ``Alza ahora tus ojos y mira qué es esto que sale."

Dije entonces al ángel que hablaba conmigo: `` ¿Adónde llevan el efa (la cesta)?"

Entonces pregunté al ángel que hablaba conmigo: `` ¿Qué son éstos, señor mío?"

Y el ángel me contestó: ``Estos son los cuatro vientos del cielo que salen después de presentarse ante el Señor de toda la tierra.

"Briosos salían los caballos, impacientes por ir a recorrer la tierra." Y el ángel dijo: ``Vayan, recorran la tierra." Y recorrieron la tierra.

Resultados de Búsqueda por Versiones

Resultados de Búsqueda por Libro

Todos los Libros

Las citas bíblicas son tomadas Nueva Biblia de los Hispanos © 2005 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso