Versículos de la Biblia más populares en Job

Job Categoría:

1

Hubo un día cuando los hijos de Dios vinieron a presentarse delante del SEÑOR, y Satanás vino también entre ellos.

5

¿Dónde estabas tú cuando yo echaba los cimientos de la tierra? Dí{melo,} si tienes inteligencia.

8

Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, {verás} si no te maldice en tu {misma} cara.

9

¿No has hecho tú una valla alrededor de él, de su casa y de todo lo que tiene, por todos lados? Has bendecido el trabajo de sus manos y sus posesiones han aumentado en la tierra.

11

Y le nacieron siete hijos y tres hijas.

13

Y aconteció que un día en que sus hijos y sus hijas estaban comiendo y bebiendo vino en la casa del hermano mayor,

15

Porque la aflicción no viene del polvo, ni brota el infortunio de la tierra;

17

vino un mensajero a Job y dijo: Los bueyes estaban arando y las asnas paciendo junto a ellos,

20

He aquí ahora, Behemot, al cual hice como a ti, que come hierba como el buey.

24

Y el SEÑOR dijo a Satanás: ¿Te has fijado en mi siervo Job? Porque no hay ninguno como él sobre la tierra, hombre intachable y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.

25

y los sabeos atacaron y se los llevaron. También mataron a los criados a filo de espada; sólo yo escapé para contárte{lo.}

26

Mientras estaba éste hablando, vino otro y dijo: Tus hijos y tus hijas estaban comiendo y bebiendo vino en la casa de su hermano mayor,

27

Mientras estaba éste hablando, vino otro y dijo: Los caldeos formaron tres cuadrillas y atacaron los camellos y se los llevaron, y mataron a los criados a filo de espada; sólo yo escapé para contárte{lo.}

28

el que hace grandes cosas, inescrutables, y maravillas sin número.

31

Sea ese día tinieblas, no lo tome en cuenta Dios desde lo alto, ni resplandezca sobre él la luz.

32

Mientras estaba éste hablando, vino otro y dijo: Fuego de Dios cayó del cielo y quemó las ovejas y a los criados y los consumió; sólo yo escapé para contárte{lo.}

35

y he aquí, vino un gran viento del otro lado del desierto y azotó las cuatro esquinas de la casa, y {ésta} cayó sobre los jóvenes y murieron; sólo yo escapé para contárte{lo.}

36

Pero ahora que te ha llegado a ti, te impacientas; te toca a ti, y te desalientas.

37

Tú llamarás, y yo te responderé; anhelarás la obra de tus manos.

38

Si El pasara junto a mí, no {le} vería; si me pasara adelante, no le percibiría.

39

Y el hombre tonto se hará inteligente cuando el pollino de un asno montés nazca hombre.

40

El ojo del que me ve no me verá más; tus ojos {estarán} sobre mí, pero yo no existiré.

41

Mis huesos se pegan a mi piel y a mi carne, y {sólo} he escapado con la piel de mis dientes.

43

¿Por qué me he de quitar la carne con mis dientes, y poner mi vida en mis manos?

44

Apodérense de él tinieblas y densa oscuridad, pósese sobre él una nube, llénelo de terror la negrura del día.

46

Mi alma se niega a tocar estas cosas; son para mí alimento repugnante.

47

`` ¿No me vestiste de piel y de carne, y me entretejiste con huesos y tendones?

48

¿cuánto menos el hombre, {un ser} abominable y corrompido, que bebe como agua la iniquidad!

49

¿Puede enseñarse a Dios sabiduría, siendo que El juzga a los encumbrados?

51

Respondió Satanás al SEÑOR, y dijo: ¡Piel por piel! Sí, todo lo que el hombre tiene dará por su vida.

52

Porque ahora cuentas mis pasos, no observas mi pecado.

54

Nada le quedó por devorar, por eso no dura su prosperidad.

55

Si vuelves al Todopoderoso, serás restaurado. Si alejas de tu tienda la injusticia,

56

¿No te instruirán ellos {y} te hablarán, y de sus corazones sacarán palabras?

57

He aquí, El derriba, y no se puede reedificar; aprisiona a un hombre, y no hay liberación.

59

que Dios consintiera en aplastarme, que soltara su mano y acabara conmigo!

60

¿No es tu temor {a Dios} tu confianza, y la integridad de tus caminos tu esperanza?

61

Uno muere en pleno vigor, estando completamente tranquilo y satisfecho;

62

Si El arrebatara algo, ¿quién le estorbaría? Quién podrá decirle: `` ¿Qué haces?"

63

¿Quién me diera que mi petición se cumpliera, que Dios me concediera mi anhelo,

64

No tiene descendencia ni posteridad entre su pueblo, ni sobreviviente alguno donde él peregrinó.

65

y pones {tu} oro en el polvo, y {el oro de} Ofir entre las piedras de los arroyos,

66

Yo te mostraré, escúchame, y te contaré lo que he visto;

67

aunque no hay violencia en mis manos, y es pura mi oración.

69

Se ha convertido en duelo mi arpa, y mi flauta en voz de los que lloran.

70

Sin embargo, extiende ahora tu mano y toca su hueso y su carne, {verás} si no te maldice en tu {misma} cara.

73

Esta también será mi salvación, porque un impío no comparecería en su presencia.

75

entonces, ciertamente levantarás tu rostro sin mancha, estarás firme y no temerás.

76

no volverá más a su casa, ni su lugar lo verá más.

77

si en tu mano hay iniquidad {y} la alejas {de ti} y no permites que la maldad more en tus tiendas,

78

Y si no, ¿quién podrá desmentirme, y reducir a nada mi discurso?

79

El hace que los consejeros anden descalzos, y hace necios a los jueces.

80

¿Por qué me perseguís como Dios {lo hace}, y no os saciáis ya de mi carne?

81

¿Soy yo el mar, o un monstruo marino, para que me pongas guardia?

82

{Y en cuanto a} aquella noche, apodérense de ella las tinieblas; que no se alegre entre los días del año, ni se cuente en el número de los meses.

83

En El están la fuerza y la prudencia, suyos son el engañado y el engañador.

84

¿Oh tierra, no cubras mi sangre, y no haya lugar para mi clamor!

86

Recuerda ahora, ¿quién siendo inocente ha perecido {jamás?} ¿O dónde han sido destruidos los rectos?

87

cuando se agachan en {sus} madrigueras, {o} están al acecho en {sus} guaridas?

88

¿Acaso he cubierto mis transgresiones como Adán, ocultando en mi seno mi iniquidad,

89

Para poner en alto a los humildes, y a los que lloran levantarlos a lugar seguro,

92

Sellada está en un saco mi transgresión, y tienes cubierta mi iniquidad.

93

En la plenitud de su abundancia estará en estrechez; la mano de todo el que sufre vendrá {contra} él.

94

He aquí ahora, yo he preparado mi causa; sé que seré justificado.

95

He aquí, El retiene las aguas, y todo se seca, y las envía e inundan la tierra.

96

Tu vida será más radiante que el mediodía, {y hasta} la oscuridad será como la mañana.

98

De su destino se asombran los del occidente, y los del oriente se sobrecogen de terror.

100

Hace que los sacerdotes anden descalzos y derriba a los que están seguros.

101

Para el abatido, {debe haber} compasión de parte de su amigo; no sea que abandone el temor del Todopoderoso.

102

Pero el monte que cae se desmorona, y se cambia la roca de su lugar;

103

``Renuevas tus pruebas contra mí, y te ensañas conmigo; tropas de relevo vienen contra mí.

104

Así son las sendas de todos los que se olvidan de Dios, y la esperanza del impío perecerá,

105

Estando aún verde y sin cortar, con todo, se seca antes que cualquier {otra} planta.

106

Porque aunque yo tuviera razón, no podría responder; tendría que implorar la misericordia de mi juez.

107

Rompe las cadenas de los reyes y ata sus cinturas con cuerda.

108

Maldíganla los que maldicen el día, los que están listos para despertar a Leviatán.

110

Dios no retirará su ira; bajo El quedan humillados los que ayudan a Rahab.

112

Vierte desprecio sobre los nobles y afloja el cinto de los fuertes.

113

Oscurézcanse las estrellas de su alba; que espere la luz mas no la tenga, que tampoco vea el rayar de la aurora;

114

Descansarás y nadie {te} atemorizará, y muchos procurarán tu favor.

115

antes que me vaya, para no volver, a la tierra de tinieblas y sombras profundas;

116

He aquí, sea estéril aquella noche, no entren en ella gritos de júbilo.

117

Por tanto, no refrenaré mi boca, hablaré en la angustia de mi espíritu, me quejaré en la amargura de mi alma.

118

Si digo: ``Mi cama me consolará, mi lecho atenuará mi queja",

119

Priva del habla a los hombres de confianza y quita a los ancianos el discernimiento.

120

sus ijares están repletos de grosura, húmeda está la médula de sus huesos,

121

``Sin embargo, tienes escondidas estas cosas en tu corazón, yo sé que esto está dentro de ti:

122

Porque El me quebranta con tempestad, y sin causa multiplica mis heridas.

123

Confía en su casa, pero {ésta} no se sostiene; se aferra a ella, pero {ésta} no perdura.

124

¿No dejará El {en paz} mis breves días? Apártate de mí para que me consuele un poco

125

`` ¿Por qué, pues, me sacaste de la matriz? ¿Ojalá que hubiera muerto y nadie me hubiera visto!

126

andan a tientas en tinieblas, sin luz, y los hace tambalearse como ebrios.

127

Crece con vigor delante del sol, y sus renuevos brotan sobre su jardín.

128

¿Puede crecer el papiro sin cenagal? ¿Puede el junco crecer sin agua?

129

Aunque soy justo, mi boca me condenará; {aunque} soy inocente, El me declarará culpable.

130

Priva de inteligencia a los jefes de la gente de la tierra y los hace vagar por un yermo sin camino;

131

Si yo llamara y El me respondiera, no podría creer que escuchara mi voz.

132

Escuchad atentamente mis palabras, y que mi declaración {llene} vuestros oídos.

133

Y {Job} tomó un tiesto para rascarse mientras estaba sentado entre las cenizas.

134

``Job debe ser juzgado hasta el límite, porque responde como los hombres perversos.

135

¿Cómo puedo yo responderle, {y} escoger mis palabras delante de El?

136

Ciertamente tales son las moradas del impío, este es el lugar {del que} no conoce a Dios.

137

Si {es cuestión} de poder, he aquí, {El es} poderoso; y si {es cuestión} de justicia, ¿quién le citará?

139

¿Es que mi ayuda no está dentro de mí, y está alejado de mí {todo} auxilio?

141

Las caravanas de Temán {los} buscaron, los viajeros de Sabá contaban con ellos.

142

Entonces, ¿por qué no perdonas mi transgresión y quitas mi iniquidad? Porque ahora dormiré en el polvo; y tú me buscarás, pero ya no existiré.

143

Mas aún es mi consuelo, y me regocijo en el dolor sin tregua, que no he negado las palabras del Santo.

144

porque no cerró las puertas del vientre {de mi madre,} ni escondió la aflicción de mis ojos.

145

Si se le arranca de su lugar, {éste} le negará, {diciendo:} ``Nunca te vi."

146

``Si soy malvado, ¡ay de mí!, y {si} soy justo, no me atrevo a levantar la cabeza. {Estoy} harto de deshonra y consciente de mi aflicción.

147

Ruidos de espanto hay en sus oídos, mientras está en paz, el destructor viene sobre él.

148

Alcanzan honra sus hijos, pero él no {lo} sabe; o son humillados, pero él no lo percibe.

149

¿Por qué me recibieron las rodillas, y para qué los pechos que me dieron de mamar?

150

Inocente soy, no hago caso de mí mismo, desprecio mi vida.

151

Pero El salva al pobre de la espada, de sus bocas y de la mano del poderoso.

152

Y cuando alzaron los ojos desde lejos y no lo reconocieron, levantaron sus voces y lloraron. Cada uno de ellos rasgó su manto y esparcieron polvo hacia el cielo sobre sus cabezas.

153

Porque entonces te deleitarás en el Todopoderoso, y alzarás a Dios tu rostro.

154

¿Si con cincel de hierro y con plomo fueran esculpidas en piedra para siempre!

155

El prende a los sabios en su propia astucia, y el consejo de los sagaces pronto se frustra.

157

De día tropiezan con las tinieblas, y a mediodía andan a tientas como de noche.

158

O como aborto desechado, yo no existiría, como los niños que nunca vieron la luz.

159

¿Ah, si un hombre pudiera argüir con Dios como un hombre con su vecino!

161

completas tinieblas están reservadas para sus tesoros; fuego no atizado lo devorará, y consumirá al que quede en su tienda.

162

Porque ahora yo yacería tranquilo; dormiría, {y} entonces tendría descanso

164

Por el aliento de Dios perecen, y por la explosión de su ira son consumidos.

165

Allí los impíos cesan de airarse, y allí reposan los cansados.

166

lo que los sabios han dado a conocer, sin ocultar nada de sus padres;

167

con los reyes y los consejeros de la tierra, que reedificaron ruinas para sí;

169

entonces tú me asustas con sueños y me aterrorizas con visiones;

170

Entonces se sentaron en el suelo con él por siete días y siete noches sin que nadie le dijera una palabra, porque veían que {su} dolor era muy grande.

171

¿Cuántas son mis iniquidades y pecados? Hazme conocer mi rebelión y mi pecado.

172

Entonces respondió Job, y dijo:

173

El desamparado, pues, tiene esperanza, y la injusticia tiene que cerrar su boca.

174

Y el SEÑOR dijo a Satanás: ¿De dónde vienes? Entonces Satanás respondió al SEÑOR, y dijo: De recorrer la tierra y de andar por ella.

176

Porque el impío es preservado para el día de la destrucción; ellos serán conducidos en el día de la ira.

178

En verdad que sois el pueblo, y con vosotros morirá la sabiduría.

179

Engrandece las naciones, y las destruye; ensancha las naciones, y las dispersa.

181

Perezca el día en que yo nací, y la noche {que} dijo: ``Un varón ha sido concebido."

182

¿Por qué se da luz al que sufre, y vida al amargado de alma;

183

¿Quién le declarará en su cara sus acciones, y quién le pagará por lo que ha hecho?

184

tierra tan lóbrega como las {mismas} tinieblas, de sombras profundas, sin orden, y {donde} la luz es como las tinieblas.

185

Sólo dos cosas {deseo} que hagas conmigo, y no me esconderé de tu rostro:

186

al cual yo mismo contemplaré, y a quien mis ojos verán y no {los de} otro. ¿Desfallece mi corazón dentro de mí!

187

¿Quién contenderá conmigo?, porque entonces me callaría y moriría.

188

Mas su cuerpo le da dolores, y se lamenta sólo por sí mismo.

189

Entonces respondió Zofar naamatita, y dijo:

190

El librará {aun} al que no es inocente, que será librado por la pureza de tus manos.

191

La ansiedad y la angustia lo aterran, lo dominan como rey dispuesto para el ataque;

192

Languidezco; no he de vivir para siempre. Déjame solo, pues mis días son un soplo.

194

¿Qué es el hombre para que lo engrandezcas, para que te preocupes por él,

195

Entonces llámame, y yo responderé; o déjame hablar, y respóndeme tú.

197

Entonces respondió Job, y dijo:

198

Altos son como los cielos; ¿qué harás tú? Más profundos son que el Seol; ¿qué puedes tú saber?

199

Si decís: `` ¿Cómo le perseguiremos?", y: `` ¿Qué pretexto hallaremos contra él?",

200

¿Es mi fuerza la fuerza de las piedras, o es mi carne de bronce?

201

a ellos solos se les dio la tierra, y ningún extranjero pasó entre ellos.

202

y te declarara los secretos de la sabiduría!; porque la verdadera sabiduría tiene dos lados. Sabrías entonces que Dios olvida parte de tu iniquidad.

203

Soy motivo de burla para mis amigos, el que clamaba a Dios, y El le respondía. Motivo de burla es el justo {e} intachable.

205

Llama ahora, ¿habrá quién te responda? ¿Y a cuál de los santos te volverás?

207

Pues escribes contra mí cosas amargas, y me haces responsable de las iniquidades de mi juventud.

210

Mientras es llevado al sepulcro, velarán sobre {su} túmulo.

211

Cuando llene su vientre, {Dios} enviará contra él el ardor de su ira y {la} hará llover sobre él mientras come.

212

He aquí, aun ahora mi testigo está en el cielo, y mi defensor está en las alturas.

213

y ha vivido en ciudades desoladas, en casas inhabitables, destinadas a convertirse en ruinas.

214

Dejará caer su agraz como la vid, y como el olivo arrojará su flor.

215

¿Harán tus jactancias callar a los hombres? ¿Harás escarnio sin que nadie {te} reprenda?

216

¿Quién entre todos ellos no sabe que la mano del SEÑOR ha hecho esto,

217

¿Quedará sin respuesta esa multitud de palabras, y será absuelto el que mucho habla?

218

Le diré a Dios: ``No me condenes, hazme saber por qué contiendes conmigo.

219

Del número de mis pasos yo le daría cuenta, como a un príncipe me acercaría a El.

220

¿He pecado? ¿Qué te he hecho a ti, oh guardián de los hombres? ¿Por qué has hecho de mí tu blanco, de modo que soy una carga para mí mismo?

221

No tengo reposo ni estoy tranquilo, no descanso, sino que {me} viene turbación.

222

Y Job dijo:

223

Allí están los pequeños y los grandes, y el esclavo es libre de su señor.

224

Corre contra El con cuello erguido, con su escudo macizo;

225

¿Harás que tiemble una hoja llevada {por el viento,} o perseguirás a la paja seca?

226

o con príncipes que tenían oro, que llenaban sus casas de plata.

227

El rugido del león, el bramido de la fiera y los dientes de los leoncillos son quebrantados.

228

Juntos reposan los prisioneros; no oyen la voz del capataz.

229

Pues has dicho: ``Mi enseñanza es pura, y soy inocente ante tus ojos."

230

Porque El conoce a los hombres falsos, y ve la iniquidad sin investigar.

231

Pues con las piedras del campo harás tu alianza, y las fieras del campo estarán en paz contigo.

232

¿{Por qué dar luz} al hombre cuyo camino está escondido, y a quien Dios ha cercado?

233

¿No distingue el oído las palabras como el paladar prueba la comida?

234

``Sería como si no hubiera existido, llevado del vientre a la sepultura."

235

Pones mis pies en el cepo, y vigilas todas mis sendas; pones límite a las plantas de mis pies,

236

Entonces respondió Bildad suhita, y dijo:

237

Mis hermanos han obrado engañosamente como un torrente, como las corrientes de los arroyos que se desvanecen,

238

Si mi tierra clama contra mí, y sus surcos lloran juntos;

239

¿Cómo, pues, me consoláis en vano? Vuestras respuestas están {llenas de} falsedad.

240

¿Por qué escondes tu rostro y me consideras tu enemigo?

241

He aquí, este es el gozo de su camino; y del polvo brotarán otros.

242

Y sabrás que tu tienda está segura, porque visitarás tu morada y no temerás pérdida alguna.

243

`` ¿No me derramaste como leche, y como queso me cuajaste?

244

Si El pasa, o encierra, o convoca una asamblea, ¿quién podrá estorbarle?

245

``Acuérdate ahora que me has modelado como a barro, ¿y me harás volver al polvo?

246

Las tiendas de los destructores prosperan, y los que provocan a Dios están seguros, a quienes Dios ha dado el poder que tienen.

247

Mas, ¡quién diera que Dios hablara, abriera sus labios contra ti

248

No se enriquecerá, ni sus bienes perdurarán, ni su espiga se inclinará a tierra.

249

¿Nunca apartarás de mí tu mirada, ni me dejarás solo hasta que trague mi saliva?

250

porque ha cubierto su rostro de grosura, se le han hecho pliegues de grasa sobre sus lomos,

252

{Pero} yo también tengo inteligencia como vosotros, no soy inferior a vosotros. ¿Y quién no sabe esto?

253

Conciben malicia, dan a luz iniquidad, y en su mente traman engaño.

254

Las riquezas de su casa se perderán; serán arrasadas en el día de su ira.

256

mientras otro muere con alma amargada, y sin haber probado nada bueno.

257

No me permite cobrar aliento, sino que me llena de amarguras.

258

porque temí a la gran multitud, o el desprecio de las familias me aterró, y guardé silencio y no salí de {mi} puerta?

259

El que está en holgura desprecia la calamidad, como {cosa} preparada para aquellos cuyos pies resbalan.

260

que se alegran sobremanera, {y} se regocijan cuando encuentran el sepulcro?

261

Los que te odian serán cubiertos de vergüenza, y la tienda de los impíos no existirá más.

263

`` ¿Es justo para ti oprimir, rechazar la obra de tus manos, y mirar con favor los designios de los malos?

264

En el hambre te salvará de la muerte, y en la guerra del poder de la espada.

265

Entre pensamientos inquietantes de visiones nocturnas, cuando el sueño profundo cae sobre los hombres,

266

He aquí, Dios no rechaza {al} íntegro, ni sostiene a los malhechores.

267

``Según tu conocimiento ciertamente no soy culpable; sin embargo no hay salvación de tu mano.

268

En verdad yo sé que es así, pero ¿cómo puede un hombre ser justo delante de Dios?

270

¿Se come sin sal lo insípido, o hay gusto en la clara del huevo?

271

`` ¿Acaso tienes tú ojos de carne, o ves como el hombre ve?

272

Porque al ver mi alimento salen mis gemidos, y mis clamores se derraman como agua.

273

Su cosecha devoran los hambrientos, la toman aun de {entre} los espinos, y el intrigante ansía su riqueza.

274

Porque las flechas del Todopoderoso están {clavadas} en mí, cuyo veneno bebe mi espíritu, {y} contra mí se juntan los terrores de Dios.

275

`` ¿Son tus días como los días de un mortal, o tus años como los años del hombre,

276

para que andes averiguando mi culpa, y buscando mi pecado?

277

El león perece por falta de presa, y los cachorros de la leona se dispersan.

278

Todos {sus} días el impío se retuerce de dolor, y contados están los años reservados para el tirano.

281

También sabrás que tu descendencia será numerosa, y tus vástagos como la hierba de la tierra.

282

Entonces respondió Job y dijo:

283

Entonces respondió Job y dijo:

284

Recuerda, {oh Dios,} que mi vida es un soplo, mis ojos no volverán a ver el bien.

285

Yo he visto al insensato echar raíces, y al instante maldije su morada.

286

Sus raíces se entrelazan sobre un montón de rocas; vive en una casa de piedras.

288

me sobrevino un espanto, un temblor que hizo estremecer todos mis huesos.

289

Si tú buscaras a Dios e imploraras la misericordia del Todopoderoso,

291

que a causa del hielo están turbios {y} en los que la nieve se derrite.

292

He aquí, esto lo hemos examinado, {y} así es; óyelo, y conóce{lo} para tu bien.

294

La tierra es entregada en manos de los impíos; El cubre el rostro de sus jueces; si no {es El,} ¿quién será?

295

Sus hijos no tienen seguridad alguna, aun en la puerta son oprimidos, y no hay quien los libre.

296

así me han dado en herencia meses inútiles, y noches de aflicción me han asignado.

299

¿Hasta cuándo hablarás estas cosas, y serán viento impetuoso las palabras de tu boca?

300

Ciertamente, así sois vosotros ahora, veis algo aterrador y os espantáis.

301

¿Acaso tuerce Dios la justicia o tuerce el Todopoderoso lo que es justo?

302

Entonces respondió Elifaz temanita, y dijo:

303

el agua desgasta las piedras, sus torrentes se llevan el polvo de la tierra; así destruyes tú la esperanza del hombre.

305

¿Acaso he dicho: ``Dadme {algo",} ``De vuestra riqueza ofrecedme un soborno",

306

para que lo examines cada mañana, y a cada momento lo pongas a prueba?

307

Cuando me acuesto, digo: `` ¿Cuándo me levantaré?" Pero la noche sigue, y estoy dando vueltas continuamente hasta el amanecer.

308

Prevaleces para siempre contra él, y se va; cambias su apariencia, y lo despides.

309

{El es} el que remueve los montes, y {éstos} no saben {cómo} cuando los vuelca en su furor;

310

¿Acaso rebuzna el asno montés junto a {su} hierba, o muge el buey junto a su forraje?

311

Cuando se quedan sin agua, están silenciosos, cuando hace calor, desaparecen de su lugar.

312

el Todopoderoso será para ti tu oro y {tu} plata escogida.

313

Como esclavo que suspira por la sombra, y como jornalero que espera con ansias su paga,

314

Si tus hijos pecaron contra El, entonces El los entregó al poder de su transgresión.

315

¿Oh, si pudiera pesarse mi sufrimiento, y ponerse en la balanza junto con mi calamidad!

316

Mis amigos son mis escarnecedores; mis ojos lloran a Dios.

318

Porque pesarían ahora más que la arena de los mares: por eso mis palabras han sido precipitadas.

320

si fueras puro y recto, ciertamente El se despertaría ahora en tu favor y restauraría tu justa condición.

321

``Porque a su pecado añade rebelión; bate palmas entre nosotros, y multiplica sus palabras contra Dios."

322

{Todo} es lo mismo, por tanto digo: ``El destruye al inocente y al malvado."

323

Serpentean las sendas de su curso, se evaporan en la nada y perecen.

324

Tal vez huya del arma de hierro, {pero} el arco de bronce lo atravesará.

325

Una palabra me fue traída furtivamente, y mi oído percibió un susurro de ella.

327

Si el azote mata de repente, El se burla de la desesperación del inocente.

328

Se deslizan como barcos de juncos, como águila que se arroja sobre su presa.

330

Aun echaríais {suerte} sobre los huérfanos, y especularíais con vuestro amigo.

331

¿Son como paja delante del viento, y como tamo que arrebata el torbellino?

332

¿Cuán dolorosas son las palabras sinceras! Pero ¿qué prueba vuestro argumento?

333

Quedaron frustrados porque habían confiado, llegaron allí y fueron confundidos.

334

``Libradme de la mano del adversario", o: ``Rescatadme de la mano de los tiranos"?

335

¿Pensáis censurar {mis} palabras, cuando las palabras del desesperado {se las lleva} el viento?

338

¿Acaso hay injusticia en mi lengua? ¿No puede mi paladar discernir calamidades?

339

Y ahora, tratad de mirarme y {ved} si miento en vuestra cara.

340

Si alguno quisiera contender con El, no podría contestarle ni una {vez} entre mil.

343

temeroso estoy de todos mis dolores, sé que tú no me absolverás.

344

Pasan la noche desnudos, sin ropa, y no tienen cobertura contra el frío.

346

Su hacienda era de siete mil ovejas, tres mil camellos, quinientas yuntas de bueyes, quinientas asnas y muchísima servidumbre; y era aquel hombre el más grande de todos los hijos del oriente.

347

Y sucedió que después que el SEÑOR habló estas palabras a Job, el SEÑOR dijo a Elifaz temanita: Se ha encendido mi ira contra ti y contra tus dos amigos, porque no habéis hablado de mí lo que es recto, como mi siervo Job.

348

Desistid, por favor; que no haya injusticia; sí, desistid; en ello está aún mi justicia.

349

{Si} soy impío, ¿para qué, pues, esforzarme en vano?

350

Aunque yo diga: ``Olvidaré mi queja, cambiaré mi {triste} semblante y me alegraré",

353

Y sucedió que un día cuando los hijos de Dios vinieron a presentarse delante del SEÑOR, vino también Satanás entre ellos para presentarse delante del SEÑOR.

355

Y sucedía que cuando los días del banquete habían pasado, Job enviaba {a buscarlos} y los santificaba, y levantándose temprano, ofrecía holocaustos {conforme} al número de todos ellos. Porque Job decía: Quizá mis hijos hayan pecado y maldecido a Dios en sus corazones. Así hacía Job siempre.

356

`` ¿Cuánto más a los que habitan en casas de barro, cuyos cimientos están en el polvo, que son aplastados como la polilla!

357

Y el SEÑOR dijo a Satanás: ¿De dónde vienes? Entonces Satanás respondió al SEÑOR, y dijo: De recorrer la tierra y de andar por ella.

359

He aquí, yo conozco vuestros pensamientos, y los designios con los cuales me dañaríais.

360

El no cree que volverá de las tinieblas, y que está destinado para la espada.

361

Entonces un espíritu pasó cerca de mi rostro, {y} el pelo de mi piel se erizó.

363

Pues lo que temo viene sobre mí, y lo que me aterroriza me sucede.

364

``Entre la mañana y la tarde son hechos pedazos; sin que nadie se dé cuenta, perecen para siempre.

366

Porque hay esperanza para un árbol cuando es cortado, que volverá a retoñar, y sus renuevos no {le} faltarán.

368

Y el SEÑOR dijo a Satanás: ¿Te has fijado en mi siervo Job? Porque no hay otro como él sobre la tierra, hombre intachable, recto, temeroso de Dios y apartado del mal. Y él todavía conserva su integridad, aunque tú me incitaste contra él para que lo arruinara sin causa.

369

Y ahora pregunta a las bestias, y que ellas te instruyan, y a las aves de los cielos, y que ellas te informen.

370

`` ¿No les es arrancada la cuerda de su tienda? Mueren, mas sin sabiduría."

371

Al que tropezaba tus palabras han levantado, y las rodillas débiles has robustecido.

372

Entonces todos sus hermanos y todas sus hermanas y todos los que le habían conocido antes, vinieron a él y comieron pan con él en su casa; se condolieron de él y lo consolaron por todo el mal que el SEÑOR había traído sobre él. Cada uno le dio una moneda de plata, y cada uno un anillo de oro.

373

Y después de deshecha mi piel, aun en mi carne veré a Dios;

374

Juntos yacen en el polvo, y los gusanos los cubren.

375

Cuando estés abatido, hablarás con confianza y El salvará al humilde.

376

¿Puedes tú atar las cadenas de las Pléyades, o desatar las cuerdas de Orión?

377

¿Puedes cazar la presa para la leona, o saciar el apetito de los leoncillos,

381

{Algo} se detuvo, pero no pude reconocer su aspecto; una figura {estaba} delante de mis ojos, {hubo} silencio, después oí una voz:

383

Entonces continuó el SEÑOR y dijo a Job:

384

¿Quién me diera que alguien me oyera! He aquí mi firma. ¿Que me responda el Todopoderoso! Y la acusación que ha escrito mi adversario,

385

Los cielos revelarán su iniquidad, y la tierra se levantará contra él.

386

Pero El es único, ¿y quién le hará cambiar? {Lo que} desea su alma, eso hace.

387

Ciertamente hay una mina para la plata, y un lugar donde se refina el oro.

390

He aquí, tú has exhortado a muchos, y las manos débiles has fortalecido.

391

Sus hijos solían ir y hacer un banquete en la casa de cada uno por turno, e invitaban a sus tres hermanas para que comieran y bebieran con ellos.

392

¿Acaso Aquél que me hizo a mí en el seno materno, no lo hizo {también} a él? ¿No fue uno mismo el que nos formó en la matriz?

394

Pero ahora se burlan de mí los que son más jóvenes que yo, a cuyos padres no consideraba yo dignos de poner con los perros de mi ganado.

395

¿Has entrado en los depósitos de la nieve, o has visto los depósitos del granizo,

396

Cuando tres amigos de Job, Elifaz temanita, Bildad suhita y Zofar naamatita, oyeron de todo este mal que había venido sobre él, vinieron cada uno de su lugar, pues se habían puesto de acuerdo para ir juntos a condolerse de él y a consolarlo.

397

¿Sacarás tú a Leviatán con anzuelo, o sujetarás con cuerda su lengua?

398

temed la espada vosotros mismos, porque el furor {trae} el castigo de la espada para que sepáis que hay juicio.

399

Mas la sabiduría, ¿dónde se hallará? ¿Y dónde está el lugar de la inteligencia?

400

así el hombre yace y no se levanta; hasta que los cielos ya no existan no se despertará ni se levantará de su sueño.

402

Si alguien osara hablarte, ¿te pondrías impaciente? Pero ¿quién puede abstenerse de hablar?

403

Sin embargo el justo se mantendrá en su camino, y el de manos limpias más y más se fortalecerá.

406

Porque decís: `` ¿Dónde está la casa del noble, y dónde la tienda donde moraban los impíos?"

407

¿Quién es éste que oscurece el consejo con palabras sin conocimiento?

409

¿O {quién} encerró con puertas el mar, cuando, irrumpiendo, se salió de {su} seno;

410

Entonces respondió Elifaz temanita, y dijo:

411

Entonces respondió Job y dijo:

412

No hay árbitro entre nosotros, que ponga su mano sobre ambos.

414

si he mirado al sol cuando brillaba, o a la luna marchando en esplendor,

416

Mas vosotros sois forjadores de mentiras; todos vosotros sois médicos inútiles.

417

Si hay un ángel {que sea} su mediador, uno entre mil, para declarar al hombre lo que es bueno para él,

418

Entonces respondió Job, y dijo:

420

De seis aflicciones te librará, y en siete no te tocará el mal.

421

¿Quién me ha dado {algo} para que yo {se lo} restituya? {Cuanto existe} debajo de todo el cielo es mío.

422

Desnudo está el Seol ante El, y el Abadón no tiene cobertura.

423

Ciertamente Dios habla una vez, y otra vez, {pero} nadie se da cuenta de ello.

424

¿Consentirá en servirte el búfalo, o pasará la noche en tu pesebre?

425

Pero el hombre muere y yace inerte. El hombre expira, ¿y dónde está?

426

He aquí, yo soy insignificante; ¿qué puedo yo responderte? Mi mano pongo sobre la boca.

427

Entonces respondió Job, y dijo:

428

``Tus manos me formaron y me hicieron, ¿y me destruirás?

429

¿Puede un hombre ser útil a Dios, o un sabio útil para sí mismo?

431

¿Sobre qué se asientan sus basas, o quién puso su piedra angular

432

¿Oh, si me escondieras en el Seol, si me ocultaras hasta que tu ira se pasara, si me pusieras un plazo y de mí te acordaras!

433

cuando en leche se bañaban mis pies, y la roca me derramaba ríos de aceite!

434

¿que en lugar de trigo crezcan abrojos, y en lugar de cebada hierba maloliente! {Aquí} terminan las palabras de Job.

435

Y dicen a Dios: `` ¿Apártate de nosotros! No deseamos el conocimiento de tus caminos.

437

¿Oh, si mis palabras se escribieran, si se grabaran en un libro!

439

El SEÑOR bendijo los últimos {días} de Job más que los primeros; y tuvo catorce mil ovejas, seis mil camellos, mil yuntas de bueyes y mil asnas.

440

Si El determinara hacerlo así, si hiciera volver a sí mismo su espíritu y su aliento,

442

Entonces respondió Elifaz temanita, y dijo:

443

Las sombras tiemblan bajo las aguas y sus habitantes.

444

¿Puedes con El extender el firmamento, fuerte como espejo de {metal} fundido?

445

`` ¿Quién es éste que oculta el consejo sin entendimiento?" Por tanto, he declarado lo que no comprendía, cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no sabía.

447

Entonces respondió Zofar naamatita, y dijo:

448

¿No habéis preguntado a los caminantes, y no reconocéis su testimonio?

449

Si espero que el Seol sea mi casa, hago mi lecho en las tinieblas;

450

{La saeta} lo traspasa y sale por su espalda, y la punta relumbrante por su hiel. Vienen sobre él terrores,

451

He aquí todo {esto} han visto mis ojos, lo ha escuchado y entendido mi oído.

452

Cuando yo salía a la puerta de la ciudad, cuando en la plaza tomaba mi asiento,

453

¿cuánto menos el hombre, {esa} larva, y el hijo del hombre, {ese} gusano!

454

Si he menospreciado el derecho de mi siervo o de mi sierva cuando presentaron queja contra mí,

455

¿Alguna vez en tu vida has mandado a la mañana, {y} hecho conocer al alba su lugar,

456

Entonces estos tres hombres dejaron de responder a Job porque él era justo a sus propios ojos.

458

Devora su piel la enfermedad, devora sus miembros el primogénito de la muerte.

462

He aquí, {Dios} no confía en sus santos, y ni los cielos son puros ante sus ojos;

463

Ahora pues, tomad siete novillos y siete carneros, id a mi siervo Job y ofreced holocausto por vosotros, y mi siervo Job orará por vosotros. Porque ciertamente a él atenderé para no hacer con vosotros {conforme a vuestra} insensatez, porque no habéis hablado de mí lo que es recto, como mi siervo Job.

464

¿Quién me diera saber dónde encontrarle, para poder llegar hasta su trono!

466

Baten alegres las alas del avestruz, ¿acaso con el ala y plumaje del amoreña}>>?

467

Entonces respondió Bildad suhita y dijo:

468

es breve el júbilo de los malvados, y un instante dura la alegría del impío?

470

Su ira me ha despedazado y me ha perseguido, contra mí El ha rechinado los dientes; mi adversario aguza los ojos contra mí.

471

Por tanto, escuchadme, hombres de entendimiento. Lejos esté de Dios la iniquidad, y del Todopoderoso la maldad.

474

En un sueño, en una visión nocturna, cuando un sueño profundo cae sobre los hombres, mientras dormitan en sus lechos,

475

Y reanudó Job su discurso, y dijo:

477

He aquí, estos son los bordes de sus caminos; ¿y cuán leve es la palabra que de El oímos! Pero su potente trueno, ¿quién lo puede comprender?

478

Los terrones del valle suavemente le cubrirán, y le seguirán todos los hombres, e innumerables otros {irán} delante de él.

479

He aquí, me adelanto, y El no está {allí,} retrocedo, pero no le puedo percibir;

480

Entonces respondió Bildad suhita, y dijo:

481

¿Has entrado hasta las fuentes del mar, o andado en las profundidades del abismo?

482

Porque El atrae las gotas de agua, {y} ellas, del vapor, destilan lluvia,

483

ciertamente yo la llevaría sobre mi hombro, y me la ceñiría como una corona.

484

¿Hasta cuándo estaréis rebuscando palabras? Mostrad entendimiento y entonces hablaremos.

485

y dije: ``Hasta aquí llegarás, pero no más allá; aquí se detendrá el orgullo de tus olas"?

488

Ciertamente la luz de los impíos se apaga, y no brillará la llama de su fuego.

489

¿Quién me diera volver a ser como en meses pasados, como en los días en que Dios velaba sobre mí;

491

Las columnas del cielo tiemblan, y se espantan ante su reprensión.

492

Pero se encendió la ira de Eliú, hijo de Baraquel buzita, de la familia de Ram. Se encendió su ira contra Job porque se justificaba delante de Dios.

493

Entonces prosiguió Eliú, y dijo:

494

¿Por qué no se reserva los tiempos el Todopoderoso, y por qué no ven sus días los que le conocen?

495

¿Hablaréis por Dios lo que es injusto y diréis por El lo que es engañoso?

496

¿Descenderá conmigo al Seol? ¿Nos hundiremos juntos en el polvo?

497

Esta es la porción de Dios para el hombre impío, y la herencia decretada por Dios para él.

498

¿Conoces tú el tiempo en que paren las cabras monteses? ¿Has observado el parto de las ciervas?

499

¿Haces aparecer una constelación a su tiempo, y conduces la Osa con sus hijos?

500

Cantan con pandero y arpa, y al son de la flauta se regocijan.

502

``Las nubes le ocultan, y no puede ver, y se pasea por la bóveda del cielo."

503

Aunque el mal sea dulce en su boca, {y} lo oculte bajo su lengua,

504

De justicia me vestía, y ella me cubría; como manto y turbante era mi derecho.

505

Ante esto también tiembla mi corazón, y salta de su lugar.

506

¿Dónde está el camino a la morada de la luz? Y la oscuridad, ¿dónde está su lugar,

508

Es arrancado de la seguridad de su tienda, y se le conduce al rey de los terrores.

509

¿No está Dios {en} lo alto de los cielos? Mira también las más lejanas estrellas, ¡cuán altas están!

510

¿Podrá el que censura contender con el Todopoderoso? El que reprende a Dios, responda a esto.

511

¿Seguirás en la senda antigua en que anduvieron los hombres malvados,

513

Envían fuera a sus pequeños cual rebaño, y sus niños andan saltando.

514

Dominio y pavor pertenecen al que establece la paz en sus alturas.

515

Yo también hablaría como vosotros, si vuestra alma estuviera en lugar de mi alma. Podría hilvanar palabras contra vosotros, y mover ante vosotros la cabeza.

519

`` ¿Quién es el Todopoderoso, para que le sirvamos, y qué ganaríamos con rogarle?"

520

Ciertamente, tú rechazas el temor, e impides la meditación delante de Dios.

522

He venido a ser hermano de chacales y compañero de avestruces.

523

¿Das tú al caballo {su} fuerza? ¿Revistes su cuello de crines?

524

Porque sin razón tomabas prendas de tus hermanos, y has despojado de {sus} ropas a los desnudos.

525

Del norte viene dorado {esplendor:} majestad impresionante alrededor de Dios.

526

Porque el oído distingue las palabras, como el paladar prueba la comida.

527

¿Oyes tú el secreto de Dios, y retienes para ti la sabiduría?

528

Entonces el SEÑOR respondió a Job desde la tormenta y dijo:

529

Ciñe ahora tus lomos como un hombre, y yo te preguntaré, y tú me instruirás.

530

{Otros} han estado con los que se rebelan contra la luz; no quieren conocer sus caminos, ni morar en sus sendas.

531

que no hace acepción de príncipes, ni considera al rico sobre el pobre, ya que todos son obra de sus manos?

532

Porque estéril es la compañía de los impíos, y el fuego consume las tiendas del corrupto.

534

He oído muchas cosas como éstas; consoladores gravosos sois todos vosotros.

536

¿No es grande tu maldad, y sin fin tus iniquidades?

539

¿Debe responder un sabio con hueca sabiduría y llenarse de viento solano?

540

Estaba yo tranquilo, y El me sacudió, me agarró por la nuca y me hizo pedazos; también me hizo su blanco.

541

El hierro se saca de la tierra, y de la piedra se funde el cobre.

542

Porque El contempla los confines de la tierra, y ve todo bajo los cielos.

543

Antes de su tiempo se cumplirá, y la hoja de su palmera no reverdecerá.

544

Despedías a las viudas {con las manos} vacías y quebrabas los brazos de los huérfanos.

545

¿Cuántas veces es apagada la lámpara de los impíos, o cae sobre ellos su calamidad? ¿Reparte Dios dolores en su ira?

546

Que no haga yo acepción de persona, ni use lisonja con nadie.

547

Chupa veneno de cobras, lengua de víbora lo mata.

548

No hay sino escarnecedores conmigo, y mis ojos miran su provocación.

549

Aparta de él tu mirada para que descanse, hasta que cumpla su día como jornalero.

550

Que El quite de mí su vara, y no me espante su terror.

553

¿Os irá bien cuando El os escudriñe, o le engañaréis como se engaña a un hombre?

554

Sobre mi piel he cosido cilicio, y he hundido en el polvo mi poder.

556

si he comido su fruto sin dinero, o si he causado que sus dueños pierdan sus vidas,

557

Derrama los torrentes de tu ira, mira a todo soberbio y abátelo,

558

Pero quiero hablar al Todopoderoso, y deseo argumentar con Dios.

559

¿Anularás realmente mi juicio? ¿Me condenarás para justificarte tú?

560

Lo que vosotros sabéis yo también lo sé; no soy menos que vosotros.

561

Y respondió Eliú, hijo de Baraquel buzita, y dijo: Yo soy joven, y vosotros ancianos; por eso tenía timidez y me atemorizaba declararos lo que pienso.

562

aun así me hundirías en la fosa, y mis propios vestidos me aborrecerían.

563

Maravillosamente truena Dios con su voz, haciendo grandes cosas que no comprendemos.

564

porque él ha extendido su mano contra Dios, y se porta con soberbia contra el Todopoderoso.

565

¿Quién diera que guardarais completo silencio y se convirtiera esto en vuestra sabiduría!

566

¿Conoces tú las ordenanzas de los cielos, o fijas su dominio en la tierra?

567

Me destruye por todos lados, y perezco, y como a un árbol ha arrancado mi esperanza.

568

¿Vive Dios, que ha quitado mi derecho, y el Todopoderoso, que ha amargado mi alma!

570

{El hombre} es castigado también con dolor en su lecho, y con queja continua en sus huesos,

571

El ha alejado de mí a mis hermanos, y mis conocidos están apartados completamente de mí.

572

{Como} las aguas se evaporan del mar, como un río se agota y se seca,

573

Lejos esté de mí que os dé la razón; hasta que muera, no abandonaré mi integridad.

574

Coral y cristal ni se mencionen; la adquisición de la sabiduría es mejor que las perlas.

575

¿Quién ha puesto sabiduría en lo más íntimo {del ser}, o ha dado a la mente inteligencia?

576

Mueve su cola como un cedro; entretejidos están los tendones de sus muslos.

577

Escuchad atentamente mis palabras, y que sea éste vuestro consuelo para mí.

578

¿Quién ha abierto un canal para el turbión, o un camino para el rayo,

579

¿Oh tú, que te desgarras en tu ira! ¿Ha de ser abandonada la tierra por tu causa, o removida la roca de su lugar?

580

Adórnate ahora de majestad y dignidad, y vístete de gloria y de esplendor.

581

cuando sobre él establecí límites, puse puertas y cerrojos,

582

toda carne a una perecería, y el hombre volvería al polvo.

584

Pone {el hombre} su mano en el pedernal; vuelca de raíz los montes.

585

Huye como un sueño, y no lo pueden encontrar, y como visión nocturna es ahuyentado.

586

Tened paciencia y hablaré; y después que haya hablado, os podréis burlar.

587

¿Acaso a tu mandato se remonta el águila y hace en las alturas su nido?

588

Aun hoy mi queja es rebelión; su mano es pesada no obstante mi gemido.

589

Sobre él ciertamente abres tus ojos, y lo traes a juicio contigo.

590

Es la primera de las obras de Dios; que {sólo} su hacedor {le} acerque su espada.

591

Porque tu iniquidad enseña a tu boca, y escoges el lenguaje de los astutos.

592

Por tanto, Job, oye ahora mi discurso, y presta atención a todas mis palabras.

593

¿Te han sido reveladas las puertas de la muerte, o has visto las puertas de la densa oscuridad?

595

Entonces, en verdad, El te atrajo de la boca de la angustia, a un lugar espacioso, sin limitaciones, en lugar de aquélla; y lo que se puso sobre tu mesa estaba lleno de grosura.

596

He aquí, Dios es exaltado en su poder, ¿quién es maestro como El?

597

Y tú dices: `` ¿Qué sabe Dios? ¿Puede El juzgar a través de las densas tinieblas?

598

Callad delante de mí para que pueda hablar yo; y venga sobre mí lo que {venga.}

599

arrancaban malvas junto a los matorrales, y raíz de retama era su alimento.

600

Si aun la luna no tiene brillo y las estrellas no son puras a sus ojos,

603

¿Quién dejó en libertad al asno montés? ¿Y quién soltó las ataduras del asno veloz,

604

{Es} Dios {el que} ha hecho desmayar mi corazón, y el Todopoderoso {el que} me ha perturbado;

605

y que tenga piedad de él, y diga: ``Líbralo de descender a la fosa, he hallado {su} rescate";

606

Después de esto vivió Job ciento cuarenta años, y vio a sus hijos y a los hijos de sus hijos, {hasta} cuatro generaciones.

607

Si mi corazón fue seducido por mujer, o he estado al acecho a la puerta de mi prójimo,

608

Por todas partes le atemorizan terrores, y le hostigan a cada paso.

609

si digo al hoyo: ``Mi padre eres tú", y al gusano: ``Mi madre y mi hermana",

610

El Abadón y la muerte dicen: ``Con nuestros oídos hemos oído su fama."

611

Tu {propia} boca, y no yo, te condena, y tus {propios} labios testifican contra ti.

612

¿Te parecen poco los consuelos de Dios, y la palabra {hablada} a ti con dulzura?

614

Os podría alentar con mi boca, y el consuelo de mis labios podría aliviar {vuestro dolor.}

615

¿Qué ayuda eres para el débil! ¿Cómo has salvado al brazo sin fuerza!

616

¿Acaso sabes esto, que desde la antigüedad, desde que el hombre fue puesto sobre la tierra,

617

Mi pie ha seguido firme en su senda, su camino he guardado y no me he desviado.

618

Es lanzado de la luz a las tinieblas, y de la tierra habitada lo echan.

619

Se concentran a una sus ejércitos, preparan su camino {de asalto} contra mí, y alrededor de mi tienda acampan.

620

Sus estornudos dan destellos de luz, y sus ojos son como los párpados del alba.

621

¿Pondrás una soga en su nariz, o perforarás su quijada con gancho?

622

Cantará él a los hombres y dirá: ``He pecado y pervertido lo que es justo, y no es apropiado para mí.

623

Me rodean sus flechas, parte mis riñones sin compasión, derrama por tierra mi hiel.

625

Por eso te rodean lazos, y te aterra temor repentino,

626

Su vigoroso paso es acortado, y su propio designio lo hace caer.

627

Coloca, pues, contigo una fianza para mí; ¿quién hay que sea mi fiador?

628

Si hablo, mi dolor no disminuye, y si callo, no se aparta de mí.

629

para volver tu espíritu contra Dios y dejar salir de tu boca {tales} palabras?

630

¿De dónde, pues, viene la sabiduría? ¿Y dónde está el lugar de la inteligencia?

631

He escuchado la reprensión que me insulta, y el espíritu de mi entendimiento me hace responder.

632

y me has llenado de arrugas que en testigo se han convertido; mi flacura se levanta contra mí, testifica en mi cara.

633

cuando hice de una nube su vestidura, y de espesa oscuridad sus pañales;

634

Mi rostro está enrojecido por el llanto, y cubren mis párpados densa oscuridad,

635

Han abierto contra mí su boca, con injurias me han abofeteado; a una se aglutinan contra mí.

636

Esta es la porción de parte de Dios para el hombre impío, y la herencia {que} los tiranos reciben del Todopoderoso.

638

¿Puedes atar al búfalo con coyundas para el surco, o rastrillará los valles en pos de ti?

640

para que ella eche mano a los confines de la tierra, y de ella sean sacudidos los impíos?

641

¿Y cuál es la porción de Dios desde arriba, o la heredad del Todopoderoso desde las alturas?

642

Pero ahora El me ha agobiado; tú has asolado toda mi compañía,

644

Abre en mí brecha tras brecha; arremete contra mí como un guerrero.

645

¿Acaso me he alegrado en la destrucción de mi enemigo, o me he regocijado cuando el mal le sobrevino?

649

Entonces Job continuó su discurso y dijo:

651

Llamó a la primera Jemina, a la segunda Cesia y a la tercera Keren-hapuc.

652

El ojo del adúltero espera el anochecer, diciendo: ``Ningún ojo me verá", y disfraza su rostro.

653

Ella cambia como barro {bajo} el sello; y como con vestidura se presenta.

654

Entonces Job respondió al SEÑOR y dijo:

655

Ciertamente, Dios no obrará perversamente, y el Todopoderoso no pervertirá el juicio.

656

Entonces continuó Eliú, y dijo:

657

Entonces respondió Job, y dijo:

658

He aquí, Dios es poderoso pero no desprecia {a nadie}, es poderoso en la fuerza del entendimiento.

659

Y ahora he venido a ser su escarnio, y soy para ellos refrán.

660

que nos enseña más que a las bestias de la tierra, y nos hace más sabios que las aves de los cielos?"

661

Nada suyo mora en su tienda; azufre es esparcido sobre su morada.

662

Aunque envejezcan sus raíces en la tierra, y muera su tronco en el polvo,

663

La luz en su tienda se oscurece, y su lámpara sobre él se apaga.

665

Si en verdad os jactáis contra mí, y comprobáis mi oprobio,

666

Sus huesos son tubos de bronce; sus miembros como barras de hierro.

667

He aquí, yo grito: `` ¿Violencia!", pero no obtengo respuesta; clamo pidiendo ayuda, pero no hay justicia.

668

Porque El paga al hombre {conforme a} su trabajo, y retribuye a cada cual conforme a su conducta.

669

porque sería fuego que consume hasta el Abadón, y arrancaría toda mi ganancia.

670

Por esto mis pensamientos me hacen responder, a causa de mi inquietud interior.

671

¿Acaso por tu sabiduría se eleva el gavilán, extendiendo sus alas hacia el sur?

672

que fueron arrebatados antes de su tiempo, {y} cuyos cimientos fueron arrasados por un río?

673

Abre canales en las rocas, y su ojo ve todo lo preciado.

674

Porque no conoció sosiego en su interior, no retiene nada de lo que desea.

675

Miradme, y quedaos atónitos, y poned la mano sobre {vuestra} boca.

676

Es el Todopoderoso; no le podemos alcanzar; El es grande en poder, y no pervertirá el juicio ni la abundante justicia.

677

El topacio de Etiopía no puede igualarla, ni con oro puro se puede evaluar.

678

¿Tiene padre la lluvia? ¿Quién ha engendrado las gotas de rocío?

679

Mi aliento es odioso a mi mujer, y soy repugnante a mis propios hermanos.

680

Porque es arrojado en la red por sus propios pies, y sobre mallas camina.

681

sabed ahora que Dios me ha agraviado y me ha envuelto en su red.

682

¿Fuiste tú el primer hombre en nacer, o fuiste dado a luz antes que las colinas?

684

No se puede dar oro puro por ella, ni peso de plata por su precio.

685

El sella la mano de todo hombre, para que todos conozcan su obra.

686

Edifica su casa como tela de araña, o como choza {que} el guarda construye.

687

¿Se deleitará en el Todopoderoso? ¿Invocará a Dios en todo tiempo?

688

He aquí, como asnos monteses en el desierto, salen con afán en busca de alimento {y} de pan para {sus} hijos en el yermo.

689

¿Mostraréis por El parcialidad? ¿Contenderéis por Dios?

690

Porque El me ha hecho proverbio del pueblo, y soy uno a quien los hombres escupen.

691

Porque has escondido su corazón del entendimiento, por tanto no {los} exaltarás.

692

{con todo} la comida en sus entrañas se transforma en veneno de cobras dentro de él.

693

como su propio estiércol perece para siempre; los que lo han visto dirán: `` ¿Dónde está?"

694

Ellos dijeron a Dios: ``Apártate de nosotros" y: `` ¿Qué puede hacernos el Todopoderoso?"

695

No mira a los arroyos, a los ríos que fluyen miel y cuajada.

696

Por el calcañar {lo} aprisiona un lazo, {y} una trampa se cierra sobre él.

697

¿Del vientre de quién ha salido el hielo? Y la escarcha del cielo, ¿quién la ha dado a luz?

698

{Sus} fuertes escamas son {su} orgullo, cerradas {como con} apretado sello.

699

¿Envías los relámpagos para que vayan y te digan: ``Aquí estamos?"

700

No, no he permitido que mi boca peque pidiendo su vida en una maldición.

702

Ciñe ahora tus lomos como un hombre; yo te preguntaré, y tú me instruirás.

704

Estas diez veces me habéis insultado, ¿no os da vergüenza perjudicarme?

705

Ciertamente El os reprenderá si en secreto mostráis parcialidad.

706

No puede evaluarse con oro de Ofir, ni con ónice precioso, ni con zafiro.

707

Escuchad atentamente el estruendo de su voz, y el rugido que sale de su boca.

708

Su aliento enciende carbones, y una llama sale de su boca.

709

Sus polluelos chupan la sangre; y donde hay muertos, allí está ella.

710

Desafía a todo ser altivo; él es rey sobre todos los hijos de orgullo.

711

Clamo a ti, y no me respondes; me pongo en pie, y no me prestas atención.

712

Al amanecer se levanta el asesino; mata al pobre y al necesitado, y de noche es como un ladrón.

713

Desde la ciudad gimen los hombres, y claman las almas de los heridos, pero Dios no hace caso a {su} oración.

714

cuando puso límite a la lluvia y camino para el rayo,

715

Porque estoy lleno de palabras; dentro de mí el espíritu me constriñe.

716

Traga riquezas, pero las vomitará; de su vientre se las hará echar Dios.

717

Porque El hace lo que está determinado para mí, y muchos {decretos} como éstos hay con El.

718

{aunque} lo desee y no lo deje ir, sino que lo retenga en su paladar,

719

entonces El abre el oído de los hombres, y sella su instrucción,

720

Oscurece la faz de la luna llena, y extiende sobre ella su nube.

721

Su corazón es duro como piedra, duro como piedra de molino.

722

Cuando él se levanta, los poderosos tiemblan; a causa del estruendo quedan confundidos.

723

No aparta sus ojos del justo, sino que, con los reyes sobre el trono, los ha sentado para siempre, y son ensalzados.

724

Vuestras máximas son proverbios de ceniza, vuestras defensas son defensas de barro.

725

Cuando está quieto, ¿quién puede condenar{le?;} y cuando esconde su rostro, ¿quién puede contemplarle?; esto es, tanto nación como hombre,

726

Expondría ante El {mi} causa, llenaría mi boca de argumentos.

727

Al que denuncie a {sus} amigos por una parte {del botín}, a sus hijos se les debilitarán los ojos.

731

Decís: ``Dios guarda la iniquidad de un hombre para sus hijos." Que Dios le pague para que aprenda.

733

¿Podrás llenar su piel de arpones, o de lanzas de pescar su cabeza?

734

Pues ¿qué le importa la suerte de su casa después de él cuando el número de sus meses haya sido cortado?

736

Y en toda la tierra no se encontraban mujeres tan hermosas como las hijas de Job; y su padre les dio herencia entre sus hermanos.

738

He aquí, déjame decirte que no tienes razón en esto, porque Dios es más grande que el hombre.

739

Dios me entrega a los impíos, y me echa en manos de los malvados.

740

si sus lomos no me han expresado gratitud, pues {no} se ha calentado con el vellón de mis ovejas;

741

``El ha redimido mi alma de descender a la fosa, y mi vida verá la luz."

742

Porque el oído que oía me llamaba bienaventurado, y el ojo que veía daba testimonio de mí;

743

¿Tienen número sus ejércitos? ¿Y sobre quién no se levanta su luz?

745

¿{No} hay fin a las palabras vacías? ¿O qué te provoca para que {así} respondas?

746

Entonces continuó Eliú, y dijo:

747

He aquí, mi vientre es como vino sin respiradero, está a punto de reventar como odres nuevos.

748

No hay tinieblas ni densa oscuridad donde puedan esconderse los que hacen iniquidad.

749

Pero volveos todos vosotros, y venid ahora, pues no hallo entre vosotros a ningún sabio.

750

¿Qué sabes tú que nosotros no sepamos? ¿{Qué} entiendes tú que nosotros no entendamos?

751

Bajo los lotos se echa, en lo oculto de las cañas y del pantano.

752

Venía sobre mí la bendición del que estaba a punto de perecer, y el corazón de la viuda yo llenaba de gozo.

753

Senda que ave de rapiña no conoce, ni que ojo de halcón ha alcanzado a ver;

754

Se lo lleva el viento solano, y desaparece, pues {como} torbellino lo arranca de su lugar.

755

Entonces yo también te confesaré que tu mano derecha te puede salvar.

757

La espada que lo alcance no puede prevalecer, ni la lanza, el dardo, o la jabalina.

758

sus casas están libres de temor, y no está la vara de Dios sobre ellos.

759

Nadie hay tan audaz que lo despierte; ¿quién, pues, podrá estar delante de mí?

760

Cada vez que la trompeta suena, {como que} dice: `` ¿Ea!", y desde lejos olfatea la batalla, las voces atronadoras de los capitanes y el grito de guerra.

761

Y si están aprisionados con cadenas, y son atrapados en las cuerdas de aflicción,

762

¿Por qué te quejas contra El, {diciendo} que no da cuenta de todas sus acciones?

764

Bajo todos los cielos lo suelta, y su relámpago hasta los confines de la tierra.

766

al olor del agua reverdecerá y como una planta {joven} echará renuevos.

767

Contra mí se vuelven los terrores, como el viento persiguen mi honor, y como nube se ha disipado mi prosperidad.

769

He aquí ahora, su fuerza está en sus lomos, y su vigor en los músculos de su vientre.

770

Y Elifaz temanita y Bildad suhita {y} Zofar naamatita fueron e hicieron tal como el SEÑOR les había dicho; y el SEÑOR aceptó a Job.

771

Ojos era yo para el ciego, y pies para el cojo.

772

De miseria y hambre estaban extenuados; roían la tierra seca de noche en desierto y desolación;

773

cuando su lámpara resplandecía sobre mi cabeza, {y} a su luz caminaba yo en las tinieblas;

774

como era yo en los días de mi juventud, cuando el favor de Dios {estaba} sobre mi tienda;

775

¿Por qué somos considerados como bestias, y torpes a vuestros ojos?

776

{Algunos} convierten la noche en día, {diciendo:} ``La luz está cerca", en presencia de las tinieblas.

777

Mis palabras {proceden de} la rectitud de mi corazón, y con sinceridad mis labios hablan lo que saben.

778

¿Es de algún beneficio al Todopoderoso que tú seas justo, o gana {algo} si haces perfectos tus caminos?

779

Por abajo se secan sus raíces, y por arriba se marchita su ramaje.

780

De sus narices sale humo, como {de} una olla que hierve sobre juncos {encendidos.}

781

cuando se manifiesta a la izquierda, no {le} distingo, se vuelve a la derecha, y no le veo.

782

Ya sea por corrección, o por el mundo suyo, o por misericordia, El hace que suceda.

783

No la pueden igualar ni el oro ni el vidrio, ni se puede cambiar por artículos de oro puro.

784

¿qué haré cuando Dios se levante? Y cuando El me pida cuentas, ¿qué le responderé?

785

Entre sus paredes producen aceite; pisan los lagares, pero pasan sed.

786

Los moradores de mi casa y mis criadas me tienen por extraño, extranjero soy a sus ojos.

787

Porque abandona sus huevos en la tierra, y sobre el polvo los calienta;

788

{El hombre} pone fin a las tinieblas, y hasta los límites más remotos escudriña la roca que está en lobreguez y densa oscuridad.

789

Vean sus ojos su ruina, y beba de la furia del Todopoderoso.

791

Devuelve lo que ha ganado, no {lo} puede tragar; en cuanto a las riquezas de su comercio, no {las} puede disfrutar.

792

Dios entiende el camino de ella, y conoce su lugar.

795

libra su alma de la fosa y su vida de pasar al Seol.

796

{Ten cuidado,} no sea que el furor te induzca a burlarte; no dejes que la grandeza del rescate te extravíe.

797

En cuanto a mí, ¿me quejo yo al hombre? ¿Y por qué no he de ser impaciente?

798

Aunque amontone plata como polvo, y prepare vestidos {abundantes} como el barro;

799

Llamo a mi siervo, y no responde, con mi propia boca tengo que rogarle.

800

Unidos están los pliegues de su carne, firmes {están} en él e inamovibles.

801

Escondido está en la tierra un lazo para él, y una trampa le {aguarda} en la senda.

802

Recuerda que debes ensalzar su obra, la cual han cantado los hombres.

803

Cosechan su forraje en el campo, y vendimian la viña del impío.

804

Una vez he hablado, y no responderé; aun dos veces, y no añadiré más.

805

Su memoria perece de la tierra, y no tiene nombre en toda la región.

806

¿Contendería El conmigo con la grandeza de {su} poder? No, ciertamente me prestaría atención.

807

Batirán palmas por su ruina, y desde su propio lugar le silbarán.

808

al cual di por hogar el desierto, y por morada la tierra salada?

809

No dejaré de hablar de sus miembros, ni de su gran poder, ni de su agraciada figura.

810

¿Dónde está el camino en que se divide la luz, {o} el viento solano esparcido sobre la tierra?

811

Eliú había esperado para hablar a Job porque {los otros} eran de más edad que él.

812

He aquí, no está en mano de ellos su prosperidad; el consejo de los impíos lejos está de mí.

813

De su boca salen antorchas, chispas de fuego saltan.

814

aquélla gira y da vueltas por su sabia dirección, para hacer todo lo que El le ordena sobre la faz de toda la tierra.

815

Si he caminado con la mentira, y {si} mi pie se ha apresurado tras el engaño,

816

Si eres justo, ¿qué le das, o qué recibe El de tu mano?

817

¿Por qué te arrebata el corazón, y por qué centellean tus ojos,

818

Aunque su presunción llegue a los cielos, y su cabeza toque las nubes,

819

¿Traficarán con él los comerciantes? ¿Lo repartirán entre los mercaderes?

820

El quebranta a los poderosos sin indagar, y pone a otros en su lugar.

821

Si mi paso se ha apartado del camino, {si} mi corazón se ha ido tras mis ojos, y {si} alguna mancha se ha pegado en mis manos,

822

Se agota por el hambre su vigor, y la desgracia está presta a su lado.

823

Le alcanzan los terrores como una inundación; de noche le arrebata un torbellino.

824

¿Quién puso sus medidas?, ya que sabes, ¿o quién extendió sobre ella cordel?

825

La una está tan cerca de la otra que el aire no puede penetrar entre ellas.

826

A causa de la multitud de opresiones claman {los hombres}; gritan a causa del brazo de los poderosos.

827

Porque ¿ha dicho alguno a Dios: ``He sufrido {castigo,} {ya} no ofenderé {más;}

828

Son exaltados por poco tiempo, después desaparecen; además son humillados y como todo, recogidos; como las cabezas de las espigas son cortados.

829

si me he alegrado porque mi riqueza era grande, y porque mi mano había adquirido mucho;

830

No dabas de beber agua al cansado, y le negabas pan al hambriento.

831

Mueren en su juventud, y su vida {perece} entre los sodomitas de cultos paganos.

832

La madre lo olvidará; el gusano {lo} saboreará hasta que nadie se acuerde de él, y la iniquidad será quebrantada como un árbol.

833

También ha encendido su ira contra mí y me ha considerado su enemigo.

834

Oíd, os ruego, mi razonamiento, y prestad atención a los argumentos de mis labios.

835

Ciertamente alimento le traen los montes, y todas las bestias del campo retozan allí.

836

Me aborrecen {y} se alejan de mí, y no se retraen de escupirme a la cara.

837

y fue mi corazón seducido en secreto, y mi mano tiró un beso de mi boca,

838

Hacen que {el pobre} ande desnudo, sin ropa, y al hambriento quitan las gavillas.

840

¿No os llenará de temor su majestad, y no caerá sobre vosotros su terror?

841

Resuena contra él la aljaba, la lanza reluciente y la jabalina.

842

escarba en el valle, y se regocija en {su} fuerza; sale al encuentro de las armas.

843

Sus hijos favorecen a los pobres, y sus manos devuelven sus riquezas.

844

las orgullosas bestias no la han pisado, ni el {fiero} león ha pasado por ella.

845

He aquí, falsa es tu esperanza; con sólo verlo serás derribado.

846

Trata a sus hijos con crueldad, como si no fueran suyos; aunque su trabajo sea en vano, le es indiferente;

848

para que su vida aborrezca el pan, y su alma el alimento favorito.

849

¿Quién abrirá las puertas de sus fauces? Alrededor de sus dientes hay terror.

850

Si el río ruge, él no se alarma; tranquilo está, aunque el Jordán se lance contra su boca.

851

``Conmigo es {siempre} nueva mi gloria, y mi arco en mi mano se renueva."

852

Mis ojos se oscurecen también por el sufrimiento, y mis miembros todos son como una sombra.

853

Porque eso sería una infamia, y una iniquidad {castigada por} los jueces;

854

Entonces su alma se acerca a la fosa, y su vida a los que causan la muerte.

855

¿Piensas que esto es justo? Dices: ``Mi justicia es más que la de Dios."

856

¿Es a causa de tu piedad que El te reprende, que entra en juicio contigo?

857

Me escuchaban y esperaban, y guardaban silencio para {oír} mi consejo.

858

porque Dios le ha hecho olvidar la sabiduría, y no le ha dado su porción de inteligencia.

860

¿Hará un pacto contigo? ¿Lo tomarás como siervo para siempre?

861

Lo cubren los lotos con su sombra; los sauces del arroyo lo rodean.

862

¿Oirá Dios su clamor, cuando venga sobre él la angustia?

863

Porque para él la mañana es como densa oscuridad, pues está acostumbrado a los terrores de la densa oscuridad.

864

En su cuello reside el poder, y salta el desaliento delante de él.

865

Unidas están una a la otra; se traban entre sí y no pueden separarse.

866

Los justos ven y se alegran, y el inocente se burla de ellos,

867

enséñame lo que no veo; si he obrado mal, no lo volveré {a hacer?"}

868

que muela para otro mi mujer, y otros se encorven sobre ella.

869

En su presencia se afirman con ellos sus descendientes, y sus vástagos delante de sus ojos;

870

Mas se quita la luz a los impíos, y se quiebra el brazo levantado.

872

En verdad, la fuerza de sus manos ¿de qué me servía? Había desaparecido de ellos el vigor.

873

Sus piedras son yacimientos de zafiros, y su polvo {contiene} oro.

874

Pero El arrastra a los poderosos con su poder; cuando se levanta, nadie está seguro de la vida.

875

Sobre la superficie de las aguas son insignificantes; maldita es su porción sobre la tierra, nadie se vuelve hacia las viñas.

876

Aun cuando me acuerdo, me perturbo, y el horror se apodera de mi carne.

877

para traer lluvia sobre tierra despoblada, {sobre} un desierto sin hombre alguno,

878

También El carga de humedad la densa nube, y esparce la nube {con} su relámpago;

879

En un momento mueren, y a medianoche se estremecen los pueblos y pasan, y los poderosos son quitados sin esfuerzo.

880

Necios, sí, hijos sin nombre, echados a latigazos de la tierra.

881

Mas la tierra es del poderoso, y el privilegiado mora en ella.

882

si he visto a alguno perecer por falta de ropa, y sin abrigo al necesitado,

883

Con ímpetu y furor corre sobre la tierra; y no se está quieto al sonido de la trompeta.

884

Por tanto, me espantaría ante su presencia; {cuando lo} pienso, siento terror de El.

885

``He aquí, El busca pretextos contra mí; me tiene por enemigo suyo.

886

Sus sobrevivientes serán sepultados a causa de la plaga, y sus viudas no podrán llorar.

887

¿Jugarás con él como con un pájaro, o lo atarás para tus doncellas?

888

El ojo que lo veía, ya no lo ve, y su lugar no lo contempla más.

890

Detiene los arroyos para que no corran, y saca a luz lo oculto.

891

Y ahora en mí se derrama mi alma; días de aflicción se han apoderado de mí.

892

Si has pecado, ¿qué logras tú contra El? Y si tus transgresiones son muchas, ¿qué le haces?

893

¿Quién lo desnudará de su armadura exterior? ¿Quién penetrará su doble malla?

894

¿Tendrás fe en él de que te devolverá tu grano, y {de que lo} recogerá {de} tu era?

895

Sus crías se fortalecen, crecen en campo abierto; se van y no vuelven a ellas.

896

o tinieblas, y no puedes ver, y abundancia de agua te cubre.

897

que dice a un rey: ``Indigno", a los nobles: ``Perversos";

898

¿A quién has proferido palabras, y de quién es el espíritu que habló en ti?

899

Allí claman, pero El no responde a causa del orgullo de los malos.

900

Rico se acuesta, pero no volverá a serlo; abre sus ojos, y ya no hay nada.

901

Por eso le temen los hombres; El no estima a ninguno {que se cree} sabio de corazón.

902

¿Acaso te hará muchas súplicas, o te hablará palabras sumisas?

903

No conoce el hombre su valor, ni se halla en la tierra de los vivientes.

904

Oíd, sabios, mis palabras, y vosotros los que sabéis, prestadme atención.

905

Los rectos se quedarán pasmados de esto, y el inocente se indignará contra el impío.

906

El había colmado de bienes sus casas, pero el consejo de los malos está lejos de mí.

907

¿Qué hombre es como Job, que bebe el escarnio como agua,

908

Porque el castigo de Dios es terror para mí, y ante su majestad nada puedo {hacer.}

909

Apartan del camino a los necesitados, hacen que se escondan enteramente los pobres de la tierra.

910

De la tierra viene el alimento, y abajo está revuelta como por fuego.

911

¿Le haces saltar como la langosta? Terrible es su formidable resoplido;

912

Quebraba los colmillos del impío, y de sus dientes arrancaba la presa.

913

Porque ha dicho: ``Nada gana el hombre cuando se complace en Dios."

914

Te has vuelto cruel conmigo, con el poder de tu mano me persigues.

916

¿Debe argumentar con razones inútiles o con palabras sin provecho?

917

Se burla del temor y no se acobarda, ni retrocede ante la espada.

918

He aquí, Dios hace todo esto a menudo con los hombres,

919

¿Gobernará el que aborrece la justicia? ¿Y condenarás al Justo poderoso,

920

¿No es la calamidad para el injusto, y el infortunio para los que obran iniquidad?

921

¿Quién puede contar las nubes con sabiduría, o inclinar los odres de los cielos,

922

Me esperaban como a la lluvia, y abrían su boca como a lluvia de primavera.

923

Pues por estos {medios} El juzga a los pueblos, {y} da alimento en abundancia.

924

Sin compasión se arrojará contra él; ciertamente él tratará de huir de su poder.

925

para rescatar su alma de la fosa, para que sea iluminado con la luz de la vida.

926

Aunque sean muchos sus hijos, están destinados a la espada, y sus vástagos no se saciarán de pan.